Fútbol Paraguayo

Un duro castigo en el circuito continental por sobradas razones

Comentario de Arturo Máximo Rubin.

Arturo Rubin Por Arturo Rubin

Mientras sacude la impotencia por las eliminaciones de Libertad, Cerro y Olimpia en el campo internacional, todo está listo para que comience el torneo Clausura, que será a paso acelerado contando con cinco adelantamientos.

En cuanto a lo anterior, el Gumarelo fue el que estuvo cerca dejando escapar la victoria sobre la hora ante Paranaense, que ocupa la segunda posición en el Brasilerão.

De hecho, también significa una frustración para su técnico Garnero, que dirigiendo al Albinegro fue eliminado por el Bragantino en la edición anterior y ahora reapareció el fantasma en la Libertadores.

Es un plantel rico futbolísticamente hablando y que no se compadeció cuando tenía que resolverlo con autoridad, se nota el pronunciado déficit como es la falta de concentración con la pelota quieta. Igualmente, que no se dude que entrará a pelear el certamen, ya con la etiqueta de campeón del Apertura.

Cerro Porteño, apabullado por Palmeiras, está obligado a una digna presentación en el orden doméstico para poder alcanzar una plaza de Copa y meterse directamente a la conformación de grupos, caso contrario le serviría el acumulativo y entraría en la preliminar, que no es lo mismo.

El que más sufrió en definitiva fue Olimpia, que hizo un fútbol anémico, desganado y sin convencimiento ante Goianiense, un limitado adversario que saboreó por primera vez su boleto a cuartos, que implica su mejor participación puesto que anteriormente se frenó en octavos en 2012 y el año pasado en la llave de los cuatro. Para este modesto equipo el festejo fue enorme tras la victoria desde el punto penal y a lo que se le agregan 600.000 dólares a sus arcas por la siguiente ronda.

Lapidario

Las consecuencias que tienen las eliminaciones son crueles. Hay tres casos a la vista. Boca defenestró a Sebastián Bataglia tras no poder con Corinthians jugando en su propia Bombonera.

Lanús hizo lo propio despidiendo a Jorge Almirón tras ser despachado por Independiente del Valle, y Santos, el de la nostálgica presencia con Pelé en los dorados años del 60 y donde pasaron verdaderas figuras posteriormente como Neymar, entre otros, no pudo con el Táchira venezolano y sucumbió.

Le dieron el pase en blanco a su orientador Fabián Bustos, que cuenta con el paraguayo Rolando Azas como asistente. El Santos es uno de los grandes de su país que quedó fuera y las repercusiones fueron muchísimas. Otro detalle que no es menor es no poder atrapar 1.500.000 dólares de recompensa de la Conmebol por figurar en cuartos de final.

Duelos explosivos

Ya entrando en cartelera y sin los paraguayos, el martes 2 de agosto Corinthians recibe al de mayor hinchada en su país, como es Flamengo, que ajusta detalles para a incorporar a Arturo Vidal, hoy día el referente del fútbol chileno.

24 horas después Mineiro, con Junior Alonso en Belo Horizonte, verá al Palmeiras de Gustavo Gómez, acaparando la atención. Ese mismo día Vélez ante Talleres en Buenos Aires, completándose la grilla el jueves 4 de agosto, Paranaense aguardando a Estudiantes de la Plata en el Arena da Baixada de Curitiba.

Tal como se aprecia, de los ocho participantes en esta instancia de la Libertadores, cinco son de Brasil y tres de Argentina. Irrefutable y que coincide con la clasificación de ambos países a la Copa del Mundo en primera y segunda posición por Sudamérica.

Agenda apretada

La Sudamericana puso en vidriera sus partidos de cuartos. El 2 de agosto Nacional de Uruguay recibe a Goianiense en Parque Central de Montevideo. En esa fecha está asignado el juego Táchira de Venezuela – Independiente del Valle en San Cristóbal. El miércoles 3 choque brasileño: São Paulo – Ceará en el Morumbí y el jueves 4 Melgar en Arequipa aguarda por el Internacional de Brasil.

Vale la pena consignar que la final se disputará el 1 de octubre en el Mario Alberto Kempes, estadio designado debido al cambio por las elecciones en Brasil (se tenía que haber disputado en Brasilia).

Otras pautas de trabajo

Hay una larga distancia de los que hoy ocupan lugar de privilegio en Sudamérica, en algunos aspectos parecidos a clubes del viejo continente. Al decir del Dr. Manuel Kuki Aguilar, un traumatólogo estudioso de su profesión, señala aspectos fundamentales:

1- Los jugadores están aproximadamente ocho horas en el club (físico, fisioterapia, propiocepción, trabajos con sicólogos, etc.), tienen el tercio de un día bajo el control de los profesionales, otras ocho horas se tienen que dedicar al descanso y el mismo tiempo a la familia.

2- Las comidas, que son tres las principales, dos de ellas están a cargo del nutricionista y del fisiólogo, lo que deja poco librado al azar lo que puedan consumir.

3- Las lesiones; muchas de ellas se vieron sin traumatismo o colisión con otro atleta, las mismas se previenen con ejercicios específicos que fueron demostrados y que hace años la FIFA viene promocionando y se llama 11+. Como consecuencia de todo esto los jugadores se vuelven más profesionales a la fuerza y por las exigencias impuestas por los clubes y no solo por el hecho de recibir salarios mensuales.

El hecho de esto implica mucho dinero para los clubes, pero también deja su retorno al conseguir logros. Concluye el Dr. Aguilar apuntando que es imposible pensar en conseguir algo internacional solo trabajando 2-3 horas por día. Esto ya es parte del pasado.

Fuente: Impreso - Última Hora

Dejá tu comentario