Fútbol Internacional

Palmeiras empata antes de viajar a Catar para Mundial de Clubes

Palmeiras, flamante campeón de la Copa Libertadores, cedió este martes un empate 1-1 en casa ante el Botafogo en el Campeonato Brasileño, antes de poner rumbo a Catar para disputar el Mundial de Clubes.

Con un equipo plagado de suplentes, el conjunto que dirige el portugués Abel Ferreira se adelantó con el tanto del defensa central Emerson Santos a la salida de un córner, en el minuto 15 de la primera mitad.

Pero un robo de balón en el centro del campo permitió al cuadro carioca igualar el marcador en el segundo tiempo con el atacante Rafael Navarro.

Un empate que, sin embargo, no evita que el Botofogo siga como colista de la clasificación y, además, muy lejos de la salvación, que ahora tiene a 11 puntos cuando apenas restan cinco jornadas para terminar el campeonato.

Palmeiras saltó al césped del Allianz Parque de Sao Paulo de resaca tras la conquista de la segunda Libertadores de su historia el pasado sábado al derrotar en la final al Santos.

De los once futbolistas que partieron desde el inicio en la decisión del Maracaná, este martes solo jugaron el portero Weverton y el centrocampista Gabriel Menino, que entró en la segunda mitad.

El técnico luso optó por preservar al resto de titulares, entre ellos el zaguero paraguayo Gustavo Gómez y el lateral uruguayo Matías Viña, que realizaron un suave sesión de entrenamiento por la mañana.

En su condición de campeón de la Libertadores, Palmeiras viajará la noche de este martes rumbo a Doha para iniciar la preparación con miras al Mundial de Clubes de la FIFA.

El cuadro verdiblanco debutará en la competición el domingo contra el vencedor del partido entre el Tigres mexicano y el Ulsan Hyunday surcoreano.

El objetivo de los brasileños es llegar a la final, en la que se espera que esté el todopoderoso Bayern Múnich. El vencedor del torneo sucederá al Liverpool inglés, que derrotó en la final de la pasada edición al Flamengo, de Río de Janeiro.

La gran ausencia en el Palmeiras es la de Breno Lopes, héroe inesperado de la final de la Libertadores al anotar de cabeza el gol de la victoria, en el último minuto del tiempo de descuento.

El extremo, de 25 años, no pudo ser inscrito en el Mundial de Clubes porque fichó por la entidad paulista en noviembre, cuando sólo estaban permitidas la compraventa de jugadores dentro de Brasil.

Palmeiras consultó si era posible el registro del futbolista, pero la FIFA no abrió excepciones, si bien Lopes viajará previsiblemente con la delegación verdiblanca a Catar para participar en los entrenamientos del equipo.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario