Olimpia

Un Olimpia invicto marcha en libertad hacia el tricampeonato

Olimpia dio el golpe de nocaut, derrotó a Libertad con goles de Richard Sánchez, Roque Santa Cruz y Alejandro Silva en un partido de altísimo vuelo disputado este domingo en Para Uno y dio otro paso de enorme importancia hacia la conquista de su tercer título consecutivo en el fútbol paraguayo.

Olimpia doblegó con claridad al rival más poderoso que le resta en el tramo final de la competencia, en teoría, y se encamina con firmeza hacia un título invicto, luego de deshacerse con goleada de Libertad, por 3-0, en el marco de la fecha 18 del campeonato Apertura 2019.

Fue un partidazo, que se decantó a favor del local gracias a la altísima performance de sus elementos y las grandes atajadas de Alfredo Aguilar. Con este resultado, el Rey de Copas del fútbol paraguayo acumula 43 puntos, 12 más que el caído esta noche en Para Uno, el tercero en la tabla.

EL PARTIDO. Gran primer tiempo ejecutaron Olimpia y Libertad. En el inicio de este lapso, el Gumarelo planteó una mejor propuesta futbolística y quebrantó con remates bien direccionados del juvenil Iván Franco y del experimentado Óscar Cardozo.

El Decano no pudo asentarse temprano sobre campo y volvió a padecer otros sacudones tras un tiro libre de Tacuara y otro disparo de Édgar Benítez tras quedarse con un rechace corto de Antolín Alcaraz. Fueron 20 minutos de impulso albinegro, que no golpeó por ineficacia y por los manotazos de Alfredo Aguilar.

En todo este tiempo, el equipo de Daniel Garnero había inquietado con un tiro de Brian Montenegro, después no lograba imponer su sello sobre el campo del Manuel Ferreira. No obstante, el ingreso de Richard Sánchez en detrimento de Hugo Quintana estableció el orden y fue otra la historia.

La importante del cambio fue tan grande, que no solo dio mayor estabilidad al mediocampo de Olimpia, sino también abrió el marcador con una hermosa definición, a los 22 minutos, a solo dos de su entrada al campo de juego.

El gol desmanteló la rigidez táctica y se vio un duelo esplendoroso. Infernal. De ida y vuelta. Al cierre del segundo cuarto, Brian volvió a dilapidar una opción clarísima tras gran cabalgada de Alejandro Silva. Sin embargo, Libertad respondió de inmediato con un contragolpe veloz, que terminó con el azote de Antonio Bareiro, en otra exigencia bien respondida por el guardavalla franjeado.

Y, Libertad pagaría a un precio muy alto tanta falta de contundencia en zona ofensiva. En el tramo final del primer tiempo, Roque abrió otro tajo en la cara del visitante al anotar el segundo tanto, tras imponerse de forma solitaria en el área gumarela (42 m). Con el 2-0 cayó el descanso.

En el complemento, Olimpia mantuvo la intensidad y creó oportunidades para liquidar completamente el encuentro a su favor. No obstante, Montenegro no pudo reivindicarse, acaso el único jugador que mostró un rendimiento en gris, al no poder desviar a gol un centro cruzado en donde la pelota pegó en el palo y salió afuera (53 m).

Pese a algunos barullos de los gumarelos, el timón permaneció en poder franjeado, que exigió de forma contundente con Alejandro Silva, cuyo misil sacó con manotazo su compatriota Martín Silva, ya pasando la hora del compromiso.

Posteriormente, Roque casi pescó en río revuelto al quedarse con una pelota suelta, pero remató muy desviado desde buena posición antes de irse cambiado por Jorge Ortega.

Olimpia no dejó de atacar, hasta que Alejandro Silva recibió la recompensa a su enorme partido al realizar el tercero, tras sombrerito al defensor Iván Piris y tirar con precisión sobre el portero gumarelo, que nada pudo hacer para evitar la tercera anotación (68 m).

Con esta concreción, el encuentro quedó liquidado porque fue un golpe directo a la moral de Libertad, que salió de Para Uno con otra derrota, como ya se hace costumbre en los últimos años. En tanto, el ganador quedó con el pecho inflado para lo que resta del torneo, que será suyo, y el que lo quiere de forma invicta.

Embed

Dejá tu comentario