Olimpia

¿Olimpia se expone a pérdida de puntos por demandas?

Gerardo Acosta, abogado en derecho deportivo, explicó lo que debe pasar para que Olimpia pierda los puntos en el próximo torneo.

Las demandas en FIFA del uruguayo Diego Polenta, de Dinamo de Kiev por la transferencia del delantero Derlis González y de los ayudantes de Daniel Garnero, entre otros casos, obligan a Olimpia a desembolsar altos montos de dinero.

No obstante, la crisis económica que padece el Decano impide que sean cubiertos en plazos y en forma. A raíz de esta situación, los hinchas se preocupan que el club sea castigado con la pérdida de puntos.

El abogado Gerardo Acosta, especialista en derecho deportivo, fue consultado sobre la posibilidad y si la reincidencia le puede terminar perjudicando a la entidad decana.

“Le puede terminar perjudicando al club, porque la FIFA en un momento también castiga la reincidencia, pero para eso debe haber una acumulación de casos, sentencia y resoluciones definitivas y firmes”, opinó en charla con Fútbol a lo Grande por radio Monumental 1080 AM.

Olimpia, que no puede fichar jugadores por incumplimiento de sus deberes con el elenco ucraniano, el pago de unos USD 5.100.000, perderá los puntos si el club paraguayo no cumple y si su par de Ucrania pide a la FIFA que se inicie el procedimiento disciplinario.

“Si es que el Dinamo de Kiev inicia el procedimiento disciplinario esto podría ocurrir, pero es a instancia de parte, no es automático. Si el club no pide a la FIFA, la FIFA no va a iniciar el procedimiento disciplinario”, explicó.

Dejó en claro que el proceso es largo, que incluye otro requerimiento y advertencia antes de aplicar la sanción. “La FIFA le va a preguntar por qué no está pagando, después si Olimpia no paga en un lapso de 30 días, ahí recién le van a quitar los puntos”, detalló.

De acuerdo a las últimas cifras dadas a la prensa deportiva, el Rey de Copas de nuestro país enfrenta una deuda de USD 53.000.000. Esta situación condujo a la crisis dirigencial que desembocó en la renuncia de Miguel Brunotte y la asunción de Miguel Cardona.

Dejá tu comentario