Olimpia

Olimpia grita bicampeón y levanta su título 42 en el fútbol paraguayo

Olimpia se consagró este miércoles bicampeón del fútbol paraguayo después de derrotar 4-1 a Guaraní por la regularización de la fecha 19 del Clausura y hacerse inalcanzable a falta de dos jornadas para la finalización de la competencia. Salud, Decano. Salud, Rey de Copas.

Otra estrella más, la número 42, brillará en la fastuosa estantería del Rey de Copas del fútbol paraguayo, será desde este miércoles y después de derrotar por goleada al Aborigen, por la regularización de la fecha 19 del torneo Clausura.

Julián Benítez, Juan Patiño, Hugo Quintana y Jorge Ortega marcaron los goles de la consagración. El equipo de Daniel Garnero consiguió el bicampeonato de manera inobjetable. En 20 presencias, sumó 46 unidades y ya se hizo inalcanzable a su rival deportivo por excelencia, Cerro Porteño, que decretó su fracaso total en Santaní.

EL PARTIDO. Ocho minutos y solo tres pases continuados necesitó Olimpia para quebrar el cero en Sajonia y así poner fin a la insinuación inicial de su rival. Una triple conexión protagonizada por Juan Patiño, Néstor Camacho y Julián Benítez fue suficiente para herir de forma contundente a Guaraní y encaminarse hacia la victoria y el bicampeonato.

Hasta el gol, el equipo aurinegro lució un mejor semblante en el Defensores del Chacho y creó barullos con un remate de Ródney Redes y cabezazo de Jorge Morel. No obstante, el tanto de Julián Benítez quitó profundidad, precisión y confianza al equipo de Gustavo Florentín.

Por su parte, Olimpia mantuvo el orden táctico y esperó el momento oportuno para adelantar sus líneas. Solamente Alfredo Aguilar salió peligrosamente de la mesura cuando a los 33 intentó salir jugando, enganchó largo, pero fue pillado y debió arriesgarse demasiado para evitar el remate hacia la desguarnecida portería.

En el último cuarto, el Decano ganó en el anticipo, en la velocidad de Iván Torres y Sergio Otálvaro, pero no encontró decisión en Néstor Camacho para ampliar la ventaja antes del descanso. El primer tiempo terminó favorable al equipo franjeado, porque tras el tanto realizado, el Aborigen perdió fluidez e hizo todo de forma muy forzada.

En el complemento, Guaraní sorprendió de entrada, firmó el empate parcial y enmudeció por completo a más de 40.000 personas en el Defensores del Chaco. Fue un tanto impensado como espectacular de Guillermo Benítez, quien quitó a cuanto defensor salía en su camino.

Tras la paridad, el compromiso se avivó por completo y se jugó de tú a tú. Fue un partido de gran envergadura y con múltiples opciones de gol. Esta coyuntura duraría solo un tramo. Julián Benítez se perdió la más clara (56 min), un anticipo del segundo que haría Juan Patiño tras un tiro libre del extremo derecho y desde clara posición adelantada (58 min).

Después de acomodarse el resultado a favor de Olimpia, Roque Santa Cruz sintió un pinchazo y cedió su lugar a Jorge Ortega. A partir de este momento, el brazalete pasó por los brazos de Julián Benítez, Néstor Camacho y, por último, se quedó en poder de William Mendieta.

Guaraní mostró escasa reacción y sucumbió ante el estado anímico del Olimpia, que hizo el tercero con el juvenil Hugo Quintana (76 min) y el cuarto con Jorge Ortega, su goleador más efectivo (85 min).

Cayó la noche para el Aurinegro y la estrella número 42 del Rey de Copas empezó a brillar en la estantería de lujo del club más ganador de Paraguay.

Dejá tu comentario