Cerro Porteño

Olimpia castiga la ineficacia de Cerro y se queda con el clásico

Olimpia hizo gala de mayor eficacia y venció a Cerro Porteño con anotaciones de Ramón Sosa y Jorge Recalde. El Decano se quedó con el honor y también alcanzó la punta del torneo.  

El Olimpia se quedó con el primer superclásico del 2021 al doblegar por 2-0 a un diezmado Cerro Porteño en el marco de la fecha 5 del torneo Apertura 2021 disputado este domingo en el estadio Manuel Ferreira.

Ramón Sosa, en el primer tiempo, y Jorge Recalde, en el segundo, marcaron a favor del Decano. El Franjeado tuvo menos juego, pero más contundencia para quedarse con la victoria. Sumó 10 unidades y se ubicó en la misma posición de Guaraní, en la cima. El Ciclón quedó con 7.

EL PARTIDO. El elenco azulgrana sufrió bajas hasta los últimos minutos del encuentro. A las cuatro deserciones conocidas por el covid-19 positivo, que incluyó a Alexis Duarte, Juan Patiño, Enzo Giménez y al capitán Mathías Villasanti, se sumó Alan Rodríguez, que se aprestaba para ser titular.

La salida de Coyote obligó al Chiqui Arce a improvisar. Mandó al campo de juego a Rodrigo Delvalle como compañero de Marcos Cáceres en la zaga central, mientras que Pablo Adorno pasó a jugar de lateral izquierdo, una zona en donde perdió antes por lesión a Santiago Arzamendia.

Olimpia, por su parte, trabajó en la semana sin tantas preocupaciones por lo que Néstor Gorosito puso su onceno de gala en Para Uno con la habilitación de Saúl Salcedo.

Y el arranque del superclásico 310 del fútbol paraguayo fue a todo vapor. Encontró al dueño de casa lanzado en ataque por lo que Rodrigo Muñoz debió mostrar su mejor versión para negar el gol a Roque Santa Cruz, apenas a dos minutos del inicio del compromiso.

No obstante, el equipo azulgrana no tardó tanto en mostrar los colmillos al rival y preocupó con una arremetida de Óscar Ruiz y Claudio Aquino en un primer cuarto frenético del Ciclón en el que Santa Cruz debió acallar el grito de gol de Ruiz al mandar la pelota al córner cuando el ofensivo se lanzaba de cabeza para romper el cero (16 m).

Fue un primer tiempo intenso en el que ambos elencos miraron la portería del frente. En esta lucha a fondo, el Decano desniveló el marcador gracias a una buena triangulación entre Brain Ojeda e Iván Torres, que Ramón Sosa castigó con un giro efectivo como ajustado (29 m).

Con la desventaja, Cerro dio el paso hacia adelante y buscó el empate antes del descanso. Federico Carrizo, quizás el menos influyente, inhibido por la tempranera amarilla, apareció ya en tramo final para exigir a Alfredo Aguilar (40 m). Un minuto después, Aquino reventó el travesaño con un precioso tiro libre.

En el complemento, el Ciclón de Barrio Obrero salió con la presión alta para jugar con posesión en terreno enemigo. Cambiaron los nombres en la planilla azulgrana, pero no el estilo.

Fue mejor el visitante, que con avances profundos puso en zozobra al fondo de Olimpia de forma reiterada. A 10 minutos del reinicio, Boselli empató el compromiso pero no subió finalmente al marcador por una posición adelantada sancionada por el VAR.

Cerro Porteño era el dueño absoluto del superclásico cuando Olimpia castigó con contundencia la ineficacia evidente de su rival de toda la vida. Fue con Jorge Recalde, que encontró malparada a la defensa azulgrana en un contragolpe que resultó letal (62 m).

El gol fue un mazazo para Cerro Porteño. Tardó unos minutos para recuperarse, lo hizo y volvió a tomar el control del partido. Creó varias jugadas peligrosas, colectivamente, individualmente, y con gran dosis de estética, pero falló todas a la hora de decidir.

Embed

Dejá tu comentario