Otros Deportes

Los Lakers explotan y reducen a cenizas a los Heat

Los Lakers arribaban a la tierra prometida comandados por el monarca de esta generación y para muchos el mejor de todos los tiempos, esta vez extendiendo su dominio y reinado hasta el Oeste. Por su parte, los Heat llegaban a las finales haciendo honor a su nombre, ardiendo. Un duelo de grandes contendientes en el que al finalmente fue dominado en lo absoluto por el equipo de Los Ángeles, que avanzan y ahora se encuentran a tres pasos de terminar el trabajo.

EL INICIO DE LA FINAL. Como en una marcha unánime, llegaban con pasos agigantados y el pecho saliente los de oro y púrpura, como no sentir orgullo y seguridad al ser comandados por el Rey LeBron, que se hacía presente en nada más y nada menos que su décima participación en las finales en los últimos 11 años. Esta vez acompañado de su mejor escudero, el sanguinario Anthony Davis además del veterano Rajon Rondo y toda una tropa de sedientos soldados con roles determinados.

Impulsado a las finales por el trabajo en equipo y el liderazgo de Jimmy Butler en su primer año vistiendo la camiseta de los Heat, el equipo de Florida tomó no solo la iniciativa del encuentro también la ventaja durante todo el primer cuarto, donde pasados los primeros 6 minutos Crowder emboca un triple para extender la diferencia máxima a 13 puntos a favor de Miami. Ventaja que fue reducida a solo 3 puntos al final del parcial gracias a la aceleración de AD y un triple de Alex Carushow.

Embed

En el segundo cuarto los Lakers toman por asalto el encuentro y mantienen una ventaja mínima que luego se convierte en déficit a través de dos triples seguidos de la joven estrella Herro, que con su brillantez dejaba el marcador 43 a 41. Los artilleros de los Lakers salieron al campo de batalla finos en pulso y antes de terminar la primera mitad del encuentro ya llevaban 8 aciertos desde larga distancia. A partir de ahí, el equipo de los Ángeles fue cuesta arriba hasta sentenciar el primer juego de las finales de manera prematura.

EL ESPÍRITU DE KOBE. La franquicia más popular y carismática del mundo no solo tenía a su favor la chapa de campeón y al astro de luz jamás antes contemplado por esta generación, también el espíritu de Kobe que dejó 5 campeonatos como legado al trabajo duro, la disciplina y a la búsqueda del perfeccionamiento continuo. La NBA desde su fundación lleva 74 finales disputadas, de las cuales 32 de ellas tuvo la participación de los Lakers y 10 de LeBron James, es decir más del 55% de las contiendas tiene relación con la historia del equipo californiano y su líder actual.

La promesa de este último fue continuar con el legado de la Mamba y dar tributo a la cultura ganadora del equipo de sus amores, fue mediante el espíritu de Kobe que los Lakers apretaron el acelerador y luego de estar abajo por 13 puntos en el 1Q, a 1 minuto de terminar el 2Q superaban por 13 y ya para el tercer cuarto al fuego de los Heat le faltaba oxigeno -aunque Jimmy Butler no daba tregua- y la diferencia era abismal, siendo de 32 puntos.

Como si algo fuera a ir peor, Adebayo va a vestuarios con el hombro golpeado, ahí ya se encontraba el europeo Dragic desde el primer cuarto con el talón lastimado. Miami había perdido no solo el juego, sino a dos titulares. El último cuarto fue un mero trámite donde los Heat se encargaron de maquillar el encuentro, aunque no podían ocultar la realidad. Los Angeles Lakers 116 – Miami Heat 98.

Embed

Anthony Davis se convirtió en el primer jugador de los LAL en registrar 30+ puntos en las Finales desde Kobe Bryant en el juego 5 del 2010, comandó la ofensiva con 34 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 3 tapones, mientras que LeBron James rozó el triple-doble con 25 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias. Del festín también participaron KCP, Danny Grenn y Alex Caruso con 13, 11 y 10 puntos respectivamente. Los Lakers terminaron con 15 triples lanzando a un 39% de efectividad y superando a los Heat en todas las áreas; tiros de campo, asistencias, rebotes totales, ofensivos, robos, tapones y puntos tras recuperación.

Temas

Dejá tu comentario