Guaraní

Guaraní triunfa, pero Olimpia podría quedarse con los puntos

Guaraní venció por 4-2 a Olimpia en el clásico más añejo del fútbol paraguayo, pero los tres puntos podrían ser concedidos al Decano por un insólito error del entrenador aurinegro Gustavo Costas.

El clásico más añejo del balompié paraguayo lo ganó Guaraní, pero los tres puntos podrían ser dados a Olimpia. Sí, leyó bien. Todo esto por un insólito error del DT aurinegro Gustavo Costas, que metió en cancha seis extranjeros cuando el reglamento solo permite cinco.

Raúl Bobadilla y Fernando Fernández, ambos con un doblete, anotaron los goles para el Legendario, mientras que Alejandro Silva y Roque Santa Cruz anotaron para el Decano en un partido que pasará a la historia. Si el equipo franjeado presenta protesta, la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) podría darle por ganado 3-0 el partido.

Sin embargo nada está dicho, porque Guaraní se defenderá con el argumento de que el colombiano Jhohan Romaña firmó su primer contrato profesional en Paraguay, por lo que no cuenta como extranjero. El Tribunal lo decidirá.

EL PARTIDO. Entretenido primer tiempo en Dos Bocas, donde el dominio fue franjeado, pero el que golpeó primero fue el dueño de casa.

Guaraní, con una línea de cinco jugadores en el fondo, le cedió el protagonismo al equipo de Daniel Garnero, que desde el primer minuto se adueñó de la pelota y trató de hacer daño por los costados, sobre todo por el derecho con la sociedad entre Sergio Otálvaro y Alejandro Silva.

Pero el Legendario se plantó bien en todas las líneas y golpeó rápidamente: Raúl Bobadilla, tras un gran pase, se metió al área y sacó un tremendo zurdazo que venció a Alfredo Aguilar y se convirtió en el 1-0 parcial a favor de los aurinegros.

A partir de ahí, Olimpia lo buscó, pero careció de claridad en sus ataques. Guaraní se cerró muy bien.

Parecía que el primer tiempo se iba con la ventaja para el local, pero sobre los 47’, el juez principal sancionó penal para Olimpia tras consultar con el VAR por una falta de Fernández Cedrés sobre Iván Torres.

De la ejecución de la pena máxima se encargó el uruguayo Alejandro Silva, quien fiel a su estilo, dando un saltito antes de ejecutar, no falló y puso el 1-1.

La etapa complementaria comenzó con un insólito error de Gustavo Costas que le terminará costando el partido. El DT aurinegro mandó a la cancha a Nicolás Maná por Walter Clar, sin darse cuenta que con ese ingreso, tenía seis jugadores extranjeros (Maná, Servio, Romaña, Barrientos, Merlini y Fernández Cedrés) en cancha, cuando el reglamento solo permite cinco.

A Costas le avisaron de la situación, se tomó de la cabeza y a los 50’ decidió meter otro cambio: el paraguayo José Florentín por Barrientos, uno de los extranjeros, pero ya era tarde.

El partido siguió y a los 54’ el árbitro David Ojeda volvió a sancionar un penal tras consultar con el VAR, pero esta vez a favor del Aborigen por una falta de Antolín Alcaraz sobre Raúl Bobadilla.

El propio Bobadilla se encargó de ejecutar el disparo, que lo detuvo Alfredo Aguilar, pero finalmente esa acción fue invalidada debido a un adelantamiento del portero. El penal se repitió y esta vez Bobadilla ya no perdonó, para poner el 2-1 para los locales.

Olimpia lo buscó con todo y a los 87’ llegó al empate por intermedio del interminable Roque Luis Santa Cruz, que tras un centro de Otálvaro, no perdonó y puso el 2-2.

Sin embargo, poco y nada le importó el empate de Roque a Fernando Fernández, que en los minutos finales apareció y marcó dos goles para liquidar la historia y poner el definitivo 4-2 para Guaraní.

Gran triunfo del equipo de Costas, pero posiblemente pierda los puntos por el insólito error de los extranjeros. Todo lo resolverá el Tribunal de Disciplina de la APF.

Embed

Dejá tu comentario