Fútbol Internacional

Flamengo deja a Gustavo Gómez sin la Supercopa

El Flamengo, vigente campeón de la Liga nacional, conquistó este domingo la Supercopa brasileña al vencer por 6-5 en los penales al Palmeiras, después de empatar 2-2 en el tiempo reglamentario. El paraguayo Gustavo Gómez se encargó del segundo lanzamiento y no falló.

El zaguero Rodrigo Caio rubricó el triunfo para el club carioca con un tiro que dejó quieto al portero Weverton y que frenó las oportunidades de consagrarse como el número uno de Brasil al equipo dirigido por el portugués Abel Ferreira, que en los últimos meses alzó los títulos de la Copa Libertadores y de la Copa do Brasil.

Con el triunfo de este domingo en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, el Flamengo, que ya había ganado el mismo título el año pasado, se confirma como el mejor equipo de fútbol de Brasil, pues la Supercopa la disputan anualmente los vencedores del Campeonato Brasileño y de la Copa Brasil.

La estrella del partido fue el delantero Gabriel Barbosa 'Gabigol', que se confirmó como el máximo artillero del Flamengo este siglo, con 74 goles marcados, superando los 73 del centrocampista Renato Abreu, quien ostentaba el récord hasta este domingo.

Fue un encuentro en el que sobresalió la agresividad del Palmeiras y la expulsión de técnico portugués Abel Ferreira en el minuto 28 del partido, por cuestionar el arbitraje, mientras que la estrategia del Flamengo consiguió mantener el empate hasta el último minuto.

Raphael Veiga abrió el marcador con un golazo para el club paulista al minuto de rodar la bola en el césped, con una limpia jugada individual y tras recibir un pase de Felipe Melo.

El Flamengo igualó en el minuto 22 con una acertada reacción de Gabriel Barbosa al intento fallido que Felipe Luis, exjugador del Atlético de Madrid, hizo al arco. "Gabigol" aprovechó el rebote que causó la jugada del lateral en el palo para disparar a la red a puerta vacía.

El gol provocó la duda en el árbitro, que estimó fuera de juego, pero, tras consulta, fue confirmado por el VAR.

La ventaja del club carioca llegó al cierre del primer tiempo con un tiro del uruguayo Giorgian De Arrascaeta que entró por una escuadra y dejó quieto a Weverton.

El Palmeiras marcó a los 73 minutos gracias a un penalti que lanzó Rafael Veiga, al lado izquierdo del arco, que Diego Alves no consiguió atajar.

En la prórroga, la fuerza de los equipos estuvo equilibrada con oportunidades claras de gol para ambos y en las que Gabigol desperdició dos ocasiones para conseguir el triunfo para el Flamengo antes de llegar a los penaltis.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario