Olimpia

Víctor Salazar y su particular anécdota tras el penal

El futbolista del Club Olimpia, Víctor Salazar, tuvo una particular anécdota con el árbitro Christian Ferreyra, tras el penal atajado por Alfredo Aguilar.

El jugador de Olimpia, Víctor Salazar, comentó la particular apuesta que le hizo al árbitro uruguayo Christian Ferreyra, juez principal en el encuentro entre Inter vs. Olimpia por octavos final de la Copa Libertadores, en la jugada penal que terminó en una magistral atajada del arquero Alfredo Aguilar al jugador brasileño Edenilson.

En entrevista con el programa Fútbol a lo Grande, por Monumental 1080 AM, Salazar recordó cómo fue el momento de la jugada en que cometió la falta penal, no si antes rememorar que sufrió mucho por lo acontecido. Dijo que cuando comenzó la jugada él estaba de espaldas, por lo cual al girar no vio al jugador del Inter. "Cuando giro no lo veo, y cuando estiro la pierna recién lo veo a Taison y creo que lo rocé, fue mínimo el toque, pero también se tiró muy bien y gracias a Dios estuvo el Guachi (por Alfredo Aguilar) para salvarme", dijo entre sonrisas.

Como anécdota, el jugador argentino recordó que le dijo al árbitro que si Aguilar atajaba el penal, él lo abrazaría. "Estaba el árbitro ahí y le digo: acordate que lo ataja y si lo ataja te doy un abrazo. Entonces lo pateó (Taison), lo atajó (Aguilar) y sacamos la pelota al lateral y cuando sacamos la pelota voy corriendo y le doy un abrazo y un beso al árbitro", rememoró entre risas.

Dijo que cuando terminó el partido se fue a saludarle al árbitro, y el juez principal del encuentro le respondió: "sos un loco, sos un loco", aclarando que todo fue el marco del respeto.

Salazar señaló también estar muy contento con el grupo de jugadores con los que comparte vestuario. "A toda mi gente de Tucumán les digo que estoy feliz acá, porque me tocó un grupo que desde el primer día me trataron como si me conocieran de toda la vida y eso es algo que tenemos que resaltar, porque estuve en otro equipo y como que no te dan tanta amistad, tan nobles que son los chicos. La gente que trabaja en Olimpia también me trató muy bien y solamente son palabras de agradecimiento", apuntó.

Destacó que la entidad franjeada no solo se haya ocupado de buscarle casa y escuela para sus hijos, sino que además le haya conseguido un equipo de hockey a su esposa, que se dedica a este deporte.

Dejá tu comentario