24 feb. 2024

Un postrero gol de Djuric impide una nueva derrota del Verona

Un gol de cabeza del delantero bosnio Milan Djuric permitió al Hellas Verona evitar su sexta derrota consecutiva en la Liga italiana, al empatar con el Lecce.

2ab70320a01358b8925b0c2001bfcf0f4f944bb9w.jpg

El bosnio Milan Djuric marcó el tanto del empate para el Hellas Verona.

EFE

Un gol de cabeza del delantero bosnio Milan Djuric a falta de trece minutos para la conclusión del tiempo reglamentario permitió al Verona evitar su sexta derrota consecutiva en la Liga italiana, al empatar este lunes en casa 2-2 con un Lecce, que no acaba alejarse de la zona baja de la tabla.

Salto clasificatorio que los “giallorossi” parecieron en disposición de dar gracias al centrocampista español Joan González, que puso a los visitantes a los 69 minutos por delante en el marcador (1-2) con un disparo desde fuera del área.

Poco le duró, sin embargo, la alegría al Lecce, que llegaba a la cita tras sumar siete jornadas -cuatro derrotas y tres empates- sin vencer, ya que ocho minutos más tarde, en el 77, el bosnio Milan Djuric restableció la igualada (2-2) tras cabecear a la red un centro de Filippo Terracciano.

Un empate que no impedirá al Verona, que acumula ya once jornadas -ocho derrotas y tres empates- sin ganar, seguir anclada en los puestos de descenso. EFE

Más contenido de esta sección
Julio Enciso, delantero paraguayo del Brighton, vuelve a la convocatoria de las Gaviotas después de seis meses.
Atlético Nacional se quedó sin entrenador a días de la revancha contra Nacional en la Copa Libertadores.
VIDEO. El experimentado jugador Felipe Melo también manifestó su amargura con la manera en la que se dio la derrota.
Liga de Quito vence al Fluminense con debut soñado del paraguayo Alex Arce
Teófilo Gutiérrez, un trotamundos del fútbol, acaba de aterrizar en el Real Cartagena con el compromiso de ayudar a llevar al equipo a la Primera A del fútbol colombiano, tras pasear sus goles por Turquía, Argentina, México, Portugal y Colombia.
Karim Benzema se sobrepuso a un autogol que puso por delante al Navbahor Namangan de Uzbekinstán y, con una asistencia y un gran rendimiento, impulsó a su equipo, el Al Ittihad, a la remontada (2-1) y a la clasificación a los cuartos de final de la Liga de Campeones de Asia.