Copa Libertadores

Su historia entra a jugar

Olimpia pone todo el peso de su historia y está obligado a marcar 2 goles a Liga de Quito, y que no le marquen, para clasificar a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Se espera un Defensores repleto.

Una nueva noche de Copa Libertadores para la gloriosa Franjanegra. Otra jornada en la que tendrá que sacar a relucir su rica historia y toda esa mística copera que le caracteriza al tricampeón de América.

Desde las 20.30, Olimpia recibe a Liga de Quito en el Sajonia en juego de vuelta por los octavos de final.

El Decano tendrá que marcar dos goles, y no recibir ninguno, para revertir el 3-1 sufrido en la ida y lograr el paso a los cuartos.

En caso de repetirse el marcador, la serie se definirá por penales. El empate y aún el triunfo por la mínima diferencia lo elimina del torneo.

POTENCIADO. El DT Daniel Garnero recupera a tres jugadores de gran importancia dentro de su esquema, que por lesiones no estuvieron en la altura de Quito.

Alfredo Aguilar (tras superar un apendicitis) vuelve al arco en lugar de Librado Azcona; Richard Ortiz (tras molestia muscular) ingresa al medio sector, pasando Leguizamón al centro de la defensa por Jorge Arias y William Mendieta (traumatismo de tobillo) entra en lugar de Richard Sánchez.

Después de hoy puede haber un antes y un después para el Olimpia, y eso lo sabe el cuerpo técnico, el plantel de jugadores y los hinchas. Por eso, el apoyo en los últimos 90 minutos de la serie debe ser constante y de inicio a fin.

Se anuncia el 9° mosaico. Para esta noche, según se supo, los hinchas franjeados preparan un recibimiento al equipo, con la vuelta del ya tradicional mosaico en el sector de Plateas.

El mosaico hizo su debut en el 2013, en octavos de final de la Copa Libertadores ante Tigre de Argentina. En dicha campaña apareció en cuatro oportunidades (octavos, cuartos, semifinales y final).

En 2015, en la Copa Sudamericana, ante Águilas Doradas e Independiente del Valle y en el 2018 en dos ocasiones (ante Libertad y Guaraní). Esta será la novena vez que el mosaico diga presente.

Embed

Dejá tu comentario