Otros Deportes

Odesur: Un salto hacia la presea dorada

Martín Alejandro Vera busca llevar su caballo a lo más alto en los Juegos Odesur ASU2022.

Amílcar Noguera Por Amílcar Noguera

La persistencia en los momentos difíciles hace más estoico al jinete para guiar al caballo. Ese es el perfil que domina Martín Alejandro Vera Caballero, 25 años, medallista de bronce de Odesur en equitación hace cuatro años y ahora buscará la de oro en Asunción 2022.

Se prepara con la misión de lograr lo más alto del podio en los Juegos Odesur que comienzan en 29 días. “Desde el 2021 que venimos con un plan de trabajo junto con mi entrenador para llegar con tiempo y calidad a la altura y la exigencia que vamos a saltar en los Juegos, a través de competencias y entrenamientos dentro del deporte, como también con el acondicionamiento físico en el gimnasio y la prevención de lesiones con el equipo de fisioterapia.

Define sus puntos altos: “Mi fortaleza principal creo que es la persistencia, hay momentos donde hay que dar un poquito más y creo que esa milla extra la estoy dando para cumplir mis objetivos.

joven de experiencia. ”Empecé hace 12 años, pero de manera profesional hace 4”, dijo Martín, a la vez recordando sus inicios: “Desde pequeño que quería hacer este deporte, pero no conseguía el permiso de mi papá, pero a través de mi prima que había arrancado antes pude empezar a montar a mis 13 años”.

Su referente. ”Me encanta la metodología de trabajo de Luciana Diniz, una amazona portuguesa que trabaja con disciplina y de manera constante, logrando resultados. Una metodología que me encantaría conocer más y replicar”, refiere.

Recuerda como anécdota la competición de los pasados Juegos Odesur de Bolivia 2018. “Cuando estaba yendo a la pista para competir con mi caballo, bajó el helicóptero del presidente de ese país al lado de donde estábamos pasando. El susto que nos pegamos con el guardacaballo que me acompañaba fue gigante. Pero Archie (mi caballo) ni lo notó”, siguió contando: “Unos meses después ya en Paraguay, entrenando, al costado de la pista había un carrito de bebés (para mellizas) y a eso no se animaba ni a acercarse! Ahora digo que un helicóptero le daba menos miedo que un par de mellizas”.

La motivación. ”Es la primera vez que me toca ser local. Pero desde ya estoy contento de poder saltar frente a mi familia y mis amigos, con el apoyo de todo el equipo que cuando salimos no nos puede acompañar. Y sobretodo tener esa pequeña ventaja que es saltar en nuestra casa”, expresó motivado y comentó que “este deporte lo hacemos en familia. A través de los años ya montaron más de 4 primas mías. Entonces en las competencias estoy acostumbrado a que siempre haya alguien apoyándome. Me encanta que mi familia vaya a apoyarme.

Martín refiere que es el único jinete que ahora se dedica a tiempo completo a la equitación. “Tengo fisioterapia, nutrición, sicología, entrenamientos de fuerza y resistencia. Para llegar óptimo en todos los sentidos”, comentó.

Cómo entrena. ”Mi entrenador es Carlos Córdoba, él vive en Buenos Aires, me pasa los planes semanales y voy pasando con videos todos los entrenamientos. Para competencias importantes él viene y me acompaña”, precisó.

Explicó que “lo primero en el día es ir a entrenar al hípico, donde monto de 3 a 5 caballos al día, dependiendo de qué día de la semana es, entrenamos salto o solo acondicionamiento físico de los caballos. Almuerzo y a la siesta voy a entrenar al gimnasio del COP. Dos veces a la semana hago recuperación con Laura (la mejor fisio de todas) y luego a la tarde voy a trabajar (enseño equitación a niños y adultos)”, concluyó el deportista que buscará llevar la bandera paraguaya a lo más alto.

Fuente: Impreso - Última Hora.

Dejá tu comentario