10 dic. 2023

Obligado a un mejor desempeño para tomar aire

Se acortan los días y ya se vienen los partidos del último combo del año de cara a los juegos ante Chile y Colombia.

RAmón Sosa_45675648.jpg

Ramón Sosa. Tras su lesión contra Bolivia estará a disposición del cuerpo técnico para el combo venidero. Es carta de valor en ofensiva.

El viernes pasado, Daniel Garnero, llamó a los del exterior, saltando los nombres de Iván Leguizamón, de San Lorenzo de Almagro, y de Juan Cáceres, de Lanús. Haciendo relación a estos consignemos que Leguizamón, que se desempeña de extremo, de muy pequeño se fue a la Argentina cuya presencia futbolística la hizo en el club de Boedo a partir del 2019, debutando tres años después con Pedro Troglio. Hoy es compañero de Adam Bareiro.

En tanto, Cáceres que ya hizo un amistoso frente a Nicaragua, nuevamente fue citado en esta ocasión. Jugó en Racing y actualmente a préstamo en Lanús, teniendo a otros compatriotas en el plantel como Julio Soler y José Canale.

Otras principales novedades no se presentaron para esta oportunidad y da tranquilidad la pronta recuperación de Ramón Sosa quien se había lastimado contra Bolivia. También el cuerpo técnico recuperó a figuras ausentes por lesión en los dos últimos cotejos registrados.

Del plano local se tendrá la lista en breve, probablemente sean llamados seis como aconteciera el mes pasado. A la falta de un tercer arquero es indiscutible sea convocado Juan Espínola que cumple una destacadísima actuación en Olimpia. Es más, no se descarta la posibilidad que sea titular en la Albirroja.

La Selección Paraguaya tiene como primer adversario a Chile el 16 de noviembre a las 21:30 en el estadio Monumental de Santiago con el arbitraje de Fernando Rapallini y al VAR Silvio Trucco, ambos argentinos.

Posteriormente, lo hará en el Defensores ante Colombia el 21, a las 20:00, con la conducción de Jesús Valenzuela y al VAR Juan Soto, venezolanos. Se aguarda que tras el triunfo ante Bolivia retorne la confianza tan necesaria y la propia autoestima que se necesitan en instancias importantes como éstas. Sumar la mayor cantidad de puntos posibles dará oxígeno cerrando el año. Todo es muy complejo por tratarse de rivales directos. Lo exhibido hasta ahora es de discreta calificación y se espera por una mejor producción que nos permita dar el siguiente paso convencidos de lo que se puede.

De exportación

Se ultiman detalles de lo que será la Copa América a verificarse en los Estados Unidos del 20 de junio al 14 de julio siendo 16 selecciones participantes divididas en cuatro llaves de cuatro.

En la previa entrarán primero a jugar los representantes de Concacaf por cuatro lugares que lidiarán: Honduras - México, USA – Trinidad y Tobago, Panamá – Costa Rica y Jamaica – Canadá. Los ganadores se meten directo y los perdedores irán a repechaje por los dos últimos cupos.

Vale la pena recordar que para el festejo de los 100 años de la Conmebol se llevó a cabo la Copa América Centenario en el país del norte, siendo Chile proclamado campeón al ganarle a Argentina. Nuestra Selección tuvo una pobrísima actuación al ser eliminado en primera vuelta en una ronda integrada por Estados Unidos, Colombia y Costa Rica, logrando un solo punto. En ese entonces, conducía a la escuadra nacional el argentino Ramón Díaz, hoy en Vasco da Gama.

Borrar el duro castigo

Cerro Porteño que ya aseguró fase de grupos en la próxima edición de la Copa Libertadores de América, analiza el plantel y al decir de Ariel Martínez, vicepresidente azulgrana, habrá incorporaciones en todas las líneas donde no se puede dejar de mencionar el caso Jean Fernandes, que podría seguir su carrera en el fútbol mexicano. A la extensión de contratos de varios juveniles, la dirigencia y gerencia del club, deberán determinar si continúa Victor Bernay al frente del plantel principal. Este caso lo resolverán una vez terminado el campeonato. El fracaso copero de la edición anterior fue un duro castigo que aún late; en la Libertadores quedó último en su grupo sin chance de meterse en Sudamericana y se borró del año internacionalmente. Lo que viene debe ser muy bien planificado sin descuidar lo que resta del año, aunque Libertad le saque ventaja, el cotejo de mañana es capital faltando cuatro fechas para concluir el Clausura, caso contrario, si hay triunfo del Gumarelo se proclamará bicampeón. De todas maneras, el Ciclón aseguró plaza copera por el acumulativo del año.

Lucha por la final

En cuanto hace a la Copa Paraguay entre el 8 y 9 de noviembre se tendrán los finalistas. Los primeros en enfrentarse serán Trinidense y Guaraní en cancha de Nacional. De los dos el que bajó muchísimo es el Legendario y de un comienzo auspicioso con De Muner hoy atraviesa momentos complicados y carentes de respuestas. Su oponente, el conducido por José Arrúa, es más estable.

Para el jueves se medirán Libertad y Nacional en cancha de Olimpia.

Los ganadores de los mencionados encuentros disputarán el título el 29 en Parque del Guairá, cuyo escenario hoy no es el recomendado por las malas condiciones de la cancha y que de continuar la inclemencia del tiempo para las semanas venideras se hará impracticable. No es conveniente correr con ese riesgo puesto que significa comprometer el físico de los propios jugadores. No vale la pena jugar esta aventura.

Apuntemos que los campeones de la Copa Paraguay son: Guaraní en 2018, Libertad 2019, Olimpia 2021 y Ameliano 2022. El que se lleve el título accede directo a Primera Fase de Libertadores.

Más contenido de esta sección
La Conmebol, a través de su presidente, Alejandro Dominguez, anunció el pasado miércoles la noticia que el Mundial 2030 llegaba a tres países de Sudamérica, específicamente a Argentina, Uruguay y Paraguay, con un partido en cada país.
Estamos cerca de la tercera fecha de las clasificatorias para el Mundial.
Tras la frustrada primera presencia de Paraguay en las Eliminatorias, ahora se viene Venezuela, pasado mañana, en Maturín.
Con el pergamino como testimonio de haber obtenido el torneo Apertura, Libertad enfrentará pasado mañana en Curitiba al Atlético Paranaense, intentando dar el gran salto en el Grupo G y ante un rival al que conoce sobradamente.
Entre los coperos la situación de Cerro Porteño es la más angustiante, puesto que su visible bajón es una alerta roja para el futuro.
Habría que ver cómo y de qué manera se reponen Libertad y Cerro en la Libertadores. Las derrotas como anfitrión significan un traspié fuera de planes si es que consideramos la localía como un aspecto capital para la obtención de los puntos.