Cerro Porteño

Libertad gana en La Nueva Olla y se aferra al milagro

Libertad derrotó 3-1 a Cerro Porteño en La Nueva Olla y prolongó la lucha por el título del campeonato Clausura. El Guma deberá ganar los dos últimos compromisos de la competencia y esperar que Olimpia caiga en sendas presentaciones para ir a un juego extra.

Libertad ganó 3-1 a Cerro Porteño por la fecha 20 del campeonato y mantuvo la diferencia de seis puntos con el líder Olimpia, necesario para impedir la consagración del Decano, que también se impuso en el estadio Defensores del Chaco frente a San Lorenzo.

Antonio Bareiro, con dos anotaciones, fue la descomunal figura de los gumarelos. Diego Viera festejó el segundo tanto del equipo. Diego Churín fue el autor del descuento.

Con este resultado, el cuadro azulgrana también se quedó a cuatro puntos de distancia con el ganador en el acumulativo por la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores del 2020.

EL PARTIDO. Un primer tiempo sumamente reñido y peleado se vio en La Nueva Olla. Los dos equipos tenían razones suficientes para arriesgar todas las cartas en Barrio Obrero.

El Guma se jugaba principalmente la continuidad de la lucha por el título con Olimpia, mientras que el rival se mentalizaba exclusivamente en el acumulativo mirando la fase de grupos de la próxima Copa Libertadores.

A raíz de la intensa marca, los atacantes prefirieron saltar líneas y apostar por las pelotas de larga distancia para buscar el desnivel. El primero en probar suerte fue el lateral Santiago Arzamendia, a los 4 del primer lapso, cuando mandó un balonazo al palo de Martín Silva.

El elenco de José Chamot también respondió con un cabezazo de Óscar Cardozo tras un servicio largo de Matías Espinoza y secundó con un disparo cruzado de Antonio Bareiro. Ambas arremetidas se dieron antes de cumplirse la media hora.

En el último cuarto se siguieron produciendo golpes mutuos en todas las parcelas del campo. En la zona de ataque Diego Churín y Ángel Cardozo Lucena inquietaron la portería gumarela. En tanto, Iván Franco también creó zozobra antes de caer el descanso.

En el complemento, Libertad golpeó antes de que el nerviosismo y el apuro se adueñen de su mente y su quehacer general. Fue a los 53 minutos del compromiso por intermedio del Demonio Bareiro, el verdugo por excelencia de la entidad azulgrana cuando éste ingresa a la Nueva Olla.

Con la desventaja, el equipo de Víctor Bernay dio el paso más adelante y quedó más desprotegido en defensa. Esta situación fue aprovechada por Libertad para anotar el segundo tanto por intermedio de Diego Viera pasando la hora del compromiso (65 m).

Cerro Porteño, herido, fue en la búsqueda del descuento y consiguió mediante un cabezazo de Diego Churín (74 m). El encuentro se avivó por los cielos. El local quería más, pero tres minutos después se quedó sin Santiago Arzamendia, expulsado por derribar a Bareiro, quien luego sentenció todo a 8 minutos del final.

Embed

Dejá tu comentario