Fútbol Paraguayo

La otra cara de la Copa Paraguay

Mientras las divisionales dan su respaldo al certamen, los equipos de ascenso hacen malabares para seguir manteniendo a su plantel y competir en la Copa Paraguay.

La semana pasada las diferentes cabezas de las Divisiones de Ascenso, en representación de los equipos, presentaron una nota de respaldo a la Copa Paraguay y a la gestión de Robert Harrison, pero la otra verdad aflora conforme pasa el tiempo.

Cuatro equipos clasificados de la División Intermedia, cuyo torneo oficial finalizó hace dos semanas, deben hacer esfuerzos extras para mantener a sus planteles y seguir compitiendo en los octavos de final de la Copa Paraguay.

Los técnicos de Resistencia, Liberación y Trinidense, tres de los cuatro clasificados, expresaron su preocupación en Fútbol a lo Grande 1080 AM por la situación, ya que, cabe recordar, este primer certamen de integración no contempla premios por avanzar de ronda.

Édgar Denis, DT de Liberación, dijo que varios de sus jugadores se ven en la necesidad de ir a jugar por equipos de ligas para seguir llevando pan a sus casas y se quedarían solo con un 50% de su fuerza utilizada en la temporada 2018.

Gabino Román, entrenador de Trinidense, comentó que están trabajando a cuentagotas con jugadores sacudidos que dejan la institución por ofertas de equipos de ligas. Agregó que trabajan tres veces a la semana con algunos jugadores, pero que se hace difícil tener todo el potencial ante la imposibilidad de una remuneración.

Ángel Martínez, adiestrador de Resistencia, comentó que la situación no es diferente en el equipo del Bajo y en la 800 AM declaró que no tienen sueldo y que correrán por los premios que les dará la directiva.

Los octavos de final de la Copa Paraguay se comenzarán a disputar desde el 23 de octubre próximo.

Dejá tu comentario