Fútbol Paraguayo

La increíble anécdota sobre el Loco y la Intercontinental ante Milan

Adriano Samaniego visitó los estudios de Radio Monumental y, en una distendida entrevista, contó una tremenda anécdota que involucró al "Loco González" y cómo se perdió la final de la Intercontinental del 90.

El fútbol paraguayo sigue siendo una caja de sorpresas y, a medida que los protagonistas llegan a los medios, revelan detalles tan pintorescos y particulares de algunos momentos de lo que ahora ya es parte de la historia. Así, Adriano Samaniego, ex delantero campeón con Olimpia, contó una gran anécdota que involucró al Loco González en 1990.

Olimpia había salido campeón de la Libertadores por segunda vez en su historia en ese año con un equipo de ensueño de los Almeida, Amarilla y Samaniego y buscaba su segundo título del mundo enfrentando al poderoso Milan, comandado por entonces por Franco Baresi y que tenía entre sus filas a Maldini, Rijkaard, Van Basten y Gullit.

El conjunto paraguayo se alistaba para ese choque histórico en Tokio, pero un hecho particular hizo que Gabriel El Loco González no viaje con la delegación franjeada a tierras niponas.

Adriano Samaniego relató la situación en los micrófonos de Fútbol a lo Grande:

“Gabriel tenía un auto y le había prestado a su hermano, el árbitro (Epifanio). Y le habían robado el auto al hermano en San Lorenzo. Encima era un auto mau, pero él se fue junto a Osvaldo a pedirle que le compre otro y no le compró ODD. Entonces, él se enojó y no viajó para ese partido”, contó Samaniego en Fútbol a lo Grande.

En el final de esa historia, Olimpia fue derrotado por el conjunto italiano por 3-0 con goles de Rijkaard x2 y Stroppa y más tarde, el Loco, terminó siendo exculpado por el entrenador Luis Cubillas. Lo que hoy podría considerarse como un imperdonable hecho de indisciplina forma parte de una larga lista de "locuras" de Gabriel González.

Dejá tu comentario