Fútbol Paraguayo

Iván Franco, desde los ojos de su progenitor

René Franco, padre de la nueva joya de Libertad, Iván Franco (18 años), habló del momento que atraviesa su hijo, dueño de un gran talento y de un carácter osado que lo destacan claramente entre los juveniles del fútbol paraguayo.

“Empezó en la escuela de fútbol a los 5 años en Ybycuí y, a los 6, dominaba muy bien la pelota, hacía más de 200 picaditas y tenía una gran velocidad”, relató René. Comentó también que en la escuela de fútbol siempre quería ganar. “Se ponía a llorar, sufría mucho cuando perdían”, agregó.

SUEÑO CUMPLIDO. Iván tenía un sueño y era el de llegar a jugar en un equipo de la capital y un admirable gesto de su vecino, Bruno Medina (jugador de la Reserva de Libertad), quien lo recomendó, ayudó a cumplirlo. “Vino Roberto Paredes con la gente del Football Dreams, lo vieron y lo llevaron”, recordó Franco.

CONSEJOS. Como todo padre, don René no deja de aconsejar a su retoño. “Siempre le digo que encare, que sea valiente en la cancha. También tratamos de hablarle para que no se le suban los humos”, indicó. Además, reveló que el juvenil todo lo que gana lo invierte en la casa o comprando ganado. “Es un chico que piensa mucho en el futuro”, culminó.

Franco lleva 28 partidos con la albinegra y cuatro goles anotados. Debutó el 3 de febrero de este año ante Luqueño (2-2).

Fuente: Impreso - Última Hora

Dejá tu comentario