Fútbol Paraguayo

Épica remontada y festejo de Luqueño ante Olimpia

Con un segundo tiempo espectacular, el Sportivo Luqueño consiguió remontar un partido que perdía 0-2 para terminar ganando por 4-2 frente a Olimpia.

Sportivo Luqueño, en una noche épica, venció a Olimpia 4-2 por la fecha 8 del torneo Apertura 2021. El Auriazul perdía por 0-2 al final del primer tiempo por los goles de Richard Ortiz y Jorge Recalde, pero en el complemento vino la reacción por los tantos de Guillermo Beltrán, Edgar Benítez x2 y Ángel Martínez.

EL PARTIDO. Olimpia encontró rápido la llave del gol y eso le facilitó demasiado tener el control del juego. Sobre los 8 minutos, tras un balón largo del Alfredo Aguilar, Roque Santa Cruz consiguió bajar el balón tras desplazar a Luis Cabral y luego asistió a Richard Ortiz que sacó un tiro colocado que se metió pegado al poste derecho del Nicolás Campisi.

Sobre los 22’, un córner no despejado le queda a Ale Silva que cede para un Antolín Alcaraz que remata mordido, pero su disparo termina siendo una asistencia para Jorge Recalde que conectó el balón y batió por segunda vez al portero auriazul. El 0-2 era justo, con un Olimpia efectivo y un rival ausente.

En el complemento, el local intentó meterse de nuevo en el partido, pero todo se hacía complicado ya que el equipo de Gorosito no mostraba fisuras. Olimpia creaba y daba la sensación que podría encontrar un gol más si apretaba el acelerador.

Sin embargo, el Pájaro Benítez consiguió ganar el costado derecho, mandó el centro y el Memo Beltrán aprovechó la falla de Carlos Rolón y descontó el encuentro sobre los 64’ minutos con un testazo.

El tanto aturdió al Decano y el animó al Chanchón que en una ráfaga consiguió emparejar el resultado por intermedio de Édgar Pájaro Benítez. Martínez aguantó un balón en el área y luego dio el pase para el Pájaro que atropelló e hizo el segundo.

Las dudas se acentuaron más en el Franjeado y sobre los 77’ nuevamente Édgar Benítez apareció atropellando para conectar un pase cerca del corazón del área y poner al frente al cuadro Auriazul.

Pero las cosas no terminarían ahí, Luqueño, embalado, no quería saber nada de reacciones y Ángel Martínez, en una gran jugada personal con caño incluido a Alcaraz, sacó un zapatazo que se metió al arco franjeado tras pegar cerca del vértice derecho de Aguilar. Golazo que sentenció el juego y la victoria 4-2 de Luqueño.

Así Olimpia hila su segunda derrota consecutiva en el campeonato, mientras que Auriazul una gran remontada que lo pone en la parte alta de la tabla.

Embed

Dejá tu comentario