Copa América

Paraguay se encomienda al fútbol de toque contra Honduras

Los defensas centrales de la selección paraguaya, Junior Alonso y Gustavo Gómez, se mostraron este martes confiados en poder desarrollar el fútbol de posesión que les ha propuesto Eduardo Berizzo durante el amistoso de este miércoles ante Honduras, el penúltimo ensayo antes de la Copa América de Brasil.

"Tenemos una prueba mañana para poder ya trabajar en todo lo que se viene entrenando desde el día 20", afirmó en rueda de prensa Alonso, uno de los últimos jugadores que se ha sumado a la concentración de la Albirroja en el Centro de Alto Rendimiento de Ypané, a 27 kilómetros de Asunción.

El zaguero del Boca Juniors argentino confesó que "el estilo de juego que estamos tratando de implementar es muy diferente al de antes" y puso en valor la "calidad" de los jugadores, lo que le ofrece un "abanico de opciones" al seleccionador.

A pesar de las indicaciones para aumentar la posesión del balón y mantener una presión ofensiva en todo el campo, Alonso no renunció a aprovechar las jugadas a balón parado durante los partidos, ya que "históricamente Paraguay siempre fue fuerte en el juego aéreo".

"Sabemos que es un arma muy importante para poder sacar una diferencia en un partido o dejar el arco a cero. Los partidos a veces se definen por pequeños detalles", agregó el central.

Además, Alonso reconoció que es "normal" que la afición tenga dudas porque la Albirroja está experimentando "un nuevo proceso" con "un nuevo entrenador y jugadores nuevos" pero insistió que van a dar el 100 % para competir en la fase de grupos de la Copa América.

"No somos favoritos pero nosotros también podemos ser protagonistas y demostrar que podemos jugarle a cualquier equipo de igual a igual", agregó.

El central del Palmeiras brasileño Gustavo Gómez explicó que una de las indicaciones en las que Berizzo ha puesto más énfasis durante la concentración es en lograr una "salida limpia" del balón desde la defensa, así como en realizar una "marca fuerte" a los delanteros.

"Esta Copa América va a ser una buena prueba para tratar de implementar lo que estamos trabajando, lo que quiere el profe", agregó Gómez, que portará el brazalete de capitán durante el torneo.

A sus 26 años, Gómez es uno de los futbolistas con mayor trayectoria en la selección, ya que viajó al Mundial de Sudáfrica de 2010 como sparring del equipo y vivió los últimos fracasos deportivos de la Albirroja.

"Creo que aprendimos mucho pero ya no hay que mirar para atrás", añadió el zaguero, que advirtió la "responsabilidad" que ha asumido la plantilla en el nuevo proceso de la selección de cara a la Copa América de Brasil y a la fase de clasificación del Mundial de Catar 2022.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario