Fútbol Paraguayo

Mega operativo de seguridad para el superclásico

Un total de 1.200 efectivos policiales serán desplegados para el superclásico entre Olimpia y Cerro Porteño este domingo en Asunción.

Se instalarán además 80 cámaras de seguridad en el estadio Defensores del Chaco y una zona de seguimiento, además de anillos de seguridad para la entrada de los aficionados, dentro del dispositivo de seguridad detallado hoy por la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

La APF indicó además que la Policía Nacional y otros cuerpos de seguridad en el estadio disponen de un listado de 150 aficionados que tienen prohibido la entrada a los estadios.

El superclásico entre Olimpia y Cerro Porteño es el plato fuerte de la sexta jornada del torneo Apertura, que llega cuando los dos equipos lideran la tabla, con doce puntos cada uno.

Olimpia, bicampeón de la pasada temporada, al conquistar el Apertura y Clausura, está invicto en el torneo y además tiene un partido menos que Cerro Porteño.

Los dos conjuntos llegan al duelo, todo un acontecimiento en Paraguay, con diferencias sobre sus inmediatos seguidores, San Lorenzo y Guaraní, a tres puntos de ambos.

Olimpia ascendió a la cima este miércoles al barrer a Nacional (2-4), en partido de regularización de la primera fecha.

El técnico argentino Daniel Carnero no contó para ese partido con sus dos bazas en ataque, William Mendieta y el veterano Roque Santa Cruz, que sí saldrán al Defensores del Chaco.

Por su parte, el técnico de Cerro Porteño, el español Fernando Jubero, está a la espera del parte médico del goleador Diego Churín, tratado de un problema muscular.

Esta semana, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, dijo que el dispositivo policial que se despliegue para el clásico va a "tener que trabajar mucho para evitar que se produzcan dificultades".

Villamayor insistió en que el fútbol debe ser "una celebración para todos" y solicitó el respaldo de los clubes para que la eliminación de la violencia se convierta en "un objetivo prioritario".

En su opinión, la violencia en el fútbol paraguayo es todavía "un problema pequeño" y por eso considera oportuno "erradicarlo" ahora, puesto que "más tarde va a ser tarde.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario