Fútbol Internacional

La Bundesliga regresa el sábado con mucho en juego

La Bundesliga alemana se reinicia el sábado tras una interrupción de 66 días y con muchas cosas en juego, que van más allá de lo estrictamente deportivo y más allá de la lucha por el título que libran el Bayern, el Borussia Dortmund y el RB Leipzig.

El plan para regresar, con partidos a puerta cerrada y con estrictas medidas preventivas como test frecuentes a los jugadores, tendrá que mostrar a partir del fin de semana que funciona no sólo sobre el papel sino también en la realidad.

Los responsables de la Liga Alemana de Fútbol (DFL) son conscientes de que, aunque la meta es terminar la temporada, hay también que estar preparados para lo peor.

Inicialmente, se pensó en decidir hoy sobre lo que se haría, en cuanto al descenso, en caso de que hubiera que aplazar la temporada pero los clubes han pedido aplazar la decisión. De lo que se trata ahora es de prepararse para los partidos del sábado, el domingo y el lunes y, en la medida de lo posible, concentrarse en las metas deportivas.

EL DORTMUND-SCHALKE, PLATO FUERTE DEL SÁBADO

El derbi de la cuenca del Ruhr, entre el Borussia Dortmund y el Schalke, es sin duda alguna el plato fuerte del sábado por la tarde. El director deportivo del Dortmund, Sebastian Kehl, ha calificado el partido como el "derbi más extraño de la historia".

Tanto el Dortmund como el Schalke viven mucho de su público, suelen crecerse en su propio estadio y, aunque para todos los clubes jugar a puerta cerrada es un reto, para ellos es posible que la desventaja se note más.

El centrocampista Julian Brandt, del Dortmund, ha dicho que se trata ahora de retornar a las bases, de volver a jugar como cuando eran juveniles y jugaban sin público o con poco público y lo que importaba era el balón, los compañeros y los contrarios.

El Dortmund es segundo, con cuatro puntos menos que el Bayern, y, a falta de nueve jornadas, todavía sueña con el título de la Bundesliga, que sería el primero desde 2012.

En principio, el Dortmund parte como favorito aunque tendrá dos bajas importantes, ambas por lesiones musculares, que son las de Emre Can y Axel Witsel que forman prácticamente el corazón del centro del campo. A ellas se agrega la del capitán Marco Reus, que todavía no está recuperado.

Delante, el Dortmund apuesta por la pegada de Erling Haaland y la visión de Jadon Sancho, que se ha convertido, entre asistencias y goles, en el jugador más efectivo de la Bundesliga.

El Schalke es actualmente sexto y lucha por mantenerse en las casillas que dan la clasificación para la Liga Europa.

El RB Leipzig, tercero en discordia en la lucha por el título con cinco puntos menos que el Bayern, recibirá también el sábado en la tarde al Friburgo.

UNION-BAYERN, PARTIDO DE FONDO DEL DOMINGO

El líder, Bayern Múnich, visitará el domingo al Union Berlín en el último partido del fin de semana.

En el momento en que se interrumpió la temporada, el Bayern se había vuelto intratable y la pregunta ahora es hasta qué punto puede recuperar el ritmo aunque eso es algo que vale ahora para todos los equipos.

Por otro lado, la pausa le ha dado algo positivo al Bayern que es el regreso de su goleador Robert Lewandowski que en el momento de la interrupción estaba de baja. Ahora, ya recuperado y en forma, se espera que salga como titular.

Aunque el Union en esta temporada se ha mostrado capaz de fastidiar a los grandes -derrotó el Dortmund- el favoritismo del Bayern es claro.

Los bávaros tienen dos bajas de jugadores potencialmente titulares Philippe Coutinho y Corentin Tolisso.

TEMOR AL AUMENTO DE LESIONES

Los equipos han regresado a los entrenamientos en grupo en los últimos diez días, después de que haber estado entrenando en pequeños grupos y eso es algo que hace que haya temores a un aumento de lesiones.

Aunque se espera que la forma física sea buena -algunos jugadores sostienen que nunca habían corrido tanto como durante la pandemia- hay situaciones en un partido de fútbol que implican frenazos súbitos, cambios de dirección y cambios de ritmo que no son fáciles de simular.

La posibilidad de los cinco cambios, que ha abierto la FIFA y que se espera que la Bundesliga apruebe en las próximas horas, puede aliviar un poco esa situación.

El tipo de partidos que empezarán a verse es una incógnita. Se trata de una situación nueva para todos los jugadores y probablemente aquellos equipos que mejor se adapten tendrán cierta ventaja.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario