Olimpia

Fiesta franjeada: Olimpia castiga duro a Cerro y acaricia el tricampeonato

Olimpia dio un golpazo de autoridad y venció por 3-1 a Cerro Porteño en el superclásico del fútbol paraguayo. Ale Silva, Roque Santa Cruz y Tabaré Viudez anotaron los goles para el Decano, que con esta victoria da un paso gigante rumbo al tricampeonato.

Olimpia, el bicampeón vigente del fútbol paraguayo y actual puntero invicto del torneo Apertura 2019, se hizo fuerte este sábado en el estadio Defensores del Chaco y derrotó con contundencia por 3-1 a Cerro Porteño.

Alejandro Silva, Roque Santa Cruz y Tabaré Viudez anotaron los goles del Rey de Copas, que fue ampliamente superior en el segundo tiempo y consiguió una importante victoria que le permite quedar en el umbral del tricampeonato.

EL PARTIDO. El partido empezó friccionado, peleado y lento. En los papeles previos, y por cómo presentaban sus equipos, uno suponía que podía ver un juego de ida y vuelta, sin embargo, al principio costó y mucho.

Un centro de Fernando Ovelar que Joaquín Larrivey no pudo conectar fue lo más importante del Ciclón en los primeros minutos.

Al equipo de Daniel Garnero también le costó. Lo más interesante llegó a los 15’, cuando tras un tiro libre desde la izquierda de William Mendieta, Rodrigo Rojas apareció por el segundo palo y casi lo empujó.

Las emociones llegaron un poco después. A los 20’, tras una pelota recuperada por Maximiliano Olivera y un pase de William Mendieta, Alejandro Silva, que había ingresado segundos antes en sustitución del juvenil Hugo Quintana, apareció por el área y con un remate de derecha, que se desvió en el camino y engañó a Rodrigo Muñoz, puso el 1-0 para el Franjeado.

La alegría decana duró muy poco, ya que un minuto después, el juez principal Eber Aquino sancionó penal para el Ciclón por una clara infracción de José Leguizamón sobre Federico Carrizo en el área.

De la ejecución de la pena máxima se encargó el capitán Nelson Haedo Valdez, que con un potente derechazo al palo derecho, puso el 1-1 en el compromiso.

A partir de ahí, Cerro fue superior en tenencia de pelota. El elenco de Fernando Jubero ganó en confianza y manejó mucho mejor el esférico ante un Olimpia que se dedicó a plantarse bien en todas sus líneas y apostó a las salidas rápidas.

El primer tiempo se fue con el empate 1-1.

En la complementaria cambió la historia. El que dominó los primeros minutos fue Olimpia. El conjunto franjeado tuvo la pelota y tuvo a maltraer al arco de Muñoz en un par de ocasiones.

Roque Santa Cruz tuvo dos situaciones claras: a los 48’, sacudió un zurdazo que pasó cerca del palo izquierdo, y dos minutos después, luego de un centro desde la derecha, aplicó un cabezazo que logró desviar bien Muñoz.

El Decano siguió buscando y el gol no tardó en llegar: a los 74’, tras un centro de Sergio Otálvaro desde la derecha y un remate de Ale Silva que pegó en el palo derecho, Roque Santa Cruz se encontró con el rebote y la empujó para decretar el 2-1 y desatar la euforia de la parcialidad decana en Sajonia.

Tremendo golpe para Cerro, que a partir de ahí ya nada pudo hacer. Olimpia dominó el balón y a los 85’ llegó al tercero a través del uruguayo Tabaré Viudez, que luego de un centro desde la derecha, sacó un tremendo remate de volea que superó a Muñoz y se metió espectacularmente en el arco azulgrana, para el 3-1 a favor del Rey de Copas.

Fiesta franjeada en Sajonia y en todo el país. El pitazo de Eber Aquino llegó y el juego se fue con el 3-1, un resultado que permite al Franjeado quedar a pasitos de su tercer título de forma consecutiva en el fútbol nacional.

Con este resultado, Olimpia, que además tiene un partido pendiente, llega a 40 puntos en la tabla de posiciones y le saca 7 a Cerro Porteño (33). En la próxima fecha, la 18, el Decano recibe a Libertad y el Ciclón visita a Nacional.

Embed

Dejá tu comentario