Otros Deportes

En duelo de jóvenes estrellas, Miami queda a un paso de las Finales de la NBA

En el cuarto juego de las Finales de la Conferencia en el Este, los míticos Boston Celtics buscaban igualar la serie de la mano de su joven estrella Jayson Tatum, pero sus planes fueron aguados y evaporados por el encendido novato en ascenso de los Heat, el hombre del momento y el nombre de estas finales: Tyler Herro, quien con 20 años y 37 puntos lideró a su equipo dejando a un solo paso de las finales de la NBA.

  1. IGUALDAD DE CONDICIONES

Si de alta competitividad y duelos parejos se trata, no queda duda alguna que los Miami Heat y los Boston Celtics responden a esta consigna, esto se reflejó a lo largo de las tres primeras disputas de la serie y el cuarto juego de ayer no fue la excepción. El altercado entre ambos equipos no solo refleja su paridad en dureza sino también en características de juego similares, a tal punto que el resultado del partido se define siempre en los últimos segundos al final de la jornada.

Sumado a eso, la burbuja de la NBA que excluye a los equipos del momento pandémico genera cierta neutralidad al suprimir la condición de local, la presión de los aficionados, como así también de los propios jugadores y árbitros. El duelo inició de igual forma, donde rápidamente Butler y Smart intercambiaron canastas para igualar el asalto por 2 puntos. El juego continuó desarrollándose de manera equitativa; la concentración y la estrategia de ambos se mantenía en la defensa, resultado de ello el primer cuarto culminó con una diferencia mínima de 24 a 23 a favor de los Heat, el cuarto con menos anotaciones de ambos equipos en lo que va de los Playoffs.

Iniciaba el segundo cuarto y poco a poco el joven de quien todos hablan comenzaba a forjar su leyenda personal, escribiendo la historia de su propio equipo. Tyler Herro sumaba 11 puntos al inicio del 2Q mientras que su contrapartida en el duelo de jóvenes estrellas se mantenía con 0 puntos a falta de 8 minutos para el cierre de la primera mitad. A pesar de la mala noche, Jayson Tatum no se dejaba intimar por el momento y tuvo que esperar hasta el final del tercer parcial para comenzar a sumar.

TODO PARA EL FINAL

La primera mitad culminaba 44 a 50 a favor de los Heat y de floja actuación Marcus Smart iniciaba el 3Q con problemas de faltas personales, Tatum por su parte seguía sin punto alguno, de igual forma el juego se mantenía parejo y sin definirse hasta los últimos minutos. Por Miami, era Herro --con 23 puntos hasta ese momento- quien daba la cara por su equipo a través de un triple al inicio del último parcial, del lado Celta respondía Kemba Walker desde larga distancia acortando diferencias primeramente y luego poniendo a Boston arriba por 84 a 83, quedaban 8 minutos por jugar.

A 16 segundos del final, un sensacional triple desde la esquina convertido por Jaylen Brown comprimía el encuentro dejando todo en suspenso, 104 a 107. Luego de dos tiros libres posteriores convertidos por Herro, los Celtics vuelven a sumar de a tres mediante Walker y a falta de 9 segundos todo quedaba reducido a 107 a 109. El juego no se definió sino a partir de los últimos 6 segundos de juego, cuando Jimmy Butler desde la línea de los suspiros embocó 3 de los últimos 4 tiros libres del juego. Final del partido Miami Heat 112 Boston Celtics 109.

Tatum que en la mayor parte del juego se mantuvo con 0 puntos activó la Mamba Mentality y finalmente terminó liderando a su equipo en puntuación con 28 puntos, pero no fue suficiente para su equipo, que ahora se encuentra caminando por la cuerda floja y deberá hacer historia para superar un déficit de 1-3.

NO ES UN NOVATO, ES UN JUGADOR DE PRIMER AÑO

Tyler Herro, que además de ser el primer jugador nacido en el Siglo XXI participando de unas Finales de Conferencia, al inicio del segundo cuarto alcanzaba 13 juegos de postemporada con 10 puntos o más, superando al histórico Dwyane Wade e igualando el récord de nada más y nada menos que Manu Ginobilli en su etapa de novato en aquél 2003. Todos estábamos seguros de que la noche, su noche, recién empezaba y fue así. Herro simplemente supera a la experiencia, no lo llamen novato que de eso no tiene nada, es un jugador de primer año, una estrella en su año inicial responsabilizándose de su equipo.

El equipo de Miami queda a un solo juego de volver a disputar la gran final en la búsqueda de la consagración y el codiciado anillo de campeones. Herro, en el partido de su vida terminó con 37 puntos, 6 asistencias y 3 rebotes lanzando con una efectividad del 66,7% en 21 intentos, con eso protagonizó la segunda mejor anotación en Playoffs de un jugador por debajo de los 21 años, sólo por detrás de una leyenda de la NBA como lo es Magic Johnson, se convirtió en el jugador más joven de la historia en anotar más de 30 puntos saliendo desde la banca.

Tyler Herro suma 214 puntos como novato y suplente en los Playoffs de la NBA solo por debajo de un jugador. ¿Quién tiene el récord? Un tal Manu Ginobili con 226 puntos en el 2003 ¿Lo alcanzará el joven del Heat?

Si hablamos más de la joven estrella en su año inicial más que de todo el equipo es porque hoy, Miami Heat en las finales tiene nombre y apellido: Tyler Herro.

Esta noche a las 21hs continúan las finales del Oeste, el cuarto juego entre Los Ángeles Lakers y Denver Nuggets, no se pierdan mañana el resumen por D10, la casa de las Finales de la NBA en Paraguay.

Dejá tu comentario