Cerro Porteño

El estado anímico de Óscar Velázquez después del clásico

Óscar Velázquez, árbitro del superclásico, fue muy cuestionado por el bando azulgrana. El club de Barrio Obrero emitió un comunicado este martes y pidió formalmente una suspensión máxima para el juez por "incidir directamente" en el resultado final.

La dirigencia de Cerro Porteño, el cuerpo técnico encabezado por Fernando Jubero y los referentes del plantel como Nelson Haedo y Víctor Cáceres expresaron de forma enérgica su indignación por el desempeño de Óscar Velázquez y sus asistentes.

¿Cómo se encuentra después de tantas críticas? El presidente del Círculo de Árbitros de Paraguay, Derlis Viveros, reveló este martes el estado anímico del joven juez. “No está muy afectado, antes tuvieron una contención psicológica en Albiróga, no está muy apenado”, manifestó el dirigente.

Aseguró que la corporación brindará apoyo total y asistencia psicológica al protagonista. “Queremos preservar su integridad, hay un acoso en todas partes cuando suceden estás cosas y queremos hacer una cobertura total al compañero”, añadió Riveros.

Señaló que el Círculo estudiará qué decisión tomará al respecto una vez que tengan en manos el comunicado oficial de la entidad de Barrio Obrero. “Nosotros haremos el descargo si creemos pertinente”, refirió al mediodía en charla con Fútbol a lo Grande por Monumental 1080 AM.

Después se conoció la nota de protesta que Cerro Porteño envió a la Asociación Paraguaya de Fútbol. En uno de los cinco puntos, la referida institución pidió la máxima suspensión a Óscar Velázquez (dos años) por incidir directamente en el marcador del partido.

El Dr. Juan José Bestard, del Departamento Jurídico, y el Lic. Juan Casasnovas, secretario general de la institución, llegaron hasta la sede de la entidad matriz del balompié nacional para presentar el escrito.

Los otros cuatro asuntos son: 1- Adjudicación de los puntos por las irregularidades del árbitro; 2- Destitución de Amelio Andino de la dirección de Árbitros de la APF; 3- Anulación de la tarjeta roja directa al jugador Víctor Cáceres; 4- Retiro de la confianza a la APF.

INDIGNACIÓN. Tras el encuentro ante Olimpia, que terminó 2-2, Juan José Zapag atacó con munición de grueso calibre. El presidente de Cerro Porteño irrumpió en la sala de conferencias y tomó el micrófono para expresar su gran malestar por el resultado que se dio en el campo.

"El partido pasado no nos sancionaron un penal evidente, hoy el tradicional rival nos empata con un penal en offside. El árbitro una vergüenza", dijo. "Lo que le hicieron a Cerro es de malos deportistas y de grandes hijos de puta", agregó el mandamás.

Posteriormente, Fernando Jubero no se calló nada y dijo que el partido pasará a la historia como el “clásico de la vergüenza” al tiempo de afirmar que no tiene calificativos para la labor arbitral.

“Fue muy triste para el fútbol, yo no quiero que me regalen nada, pero tampoco que me quiten nada. El perjudicado es el fútbol (…) Poca ayuda al fútbol, a que la gente no se exalte. Muy triste porque se ha empañado el trabajo de los muchachos”, resaltó.

En tanto, Víctor Cáceres, que terminó expulsado, apuntó: “Este árbitro es una vergüenza, todo el pueblo azulgrana se siente robado, no tengo palabras. El árbitro la verdad que me dio pena, porque ya no sabía qué hacer”.

Dejá tu comentario