Fútbol Internacional

El Atlético de Simeone, especialista en inicios

El balón vuelve a rodar en el fútbol español después de que la pandemia de coronavirus haya obligado a tres meses de parón. Territorio propicio para el Atlético, que nunca ha caído en los inicios de temporada con Diego Simeone al frente.

Tres meses de parón y una 'pretemporada' atípica de un mes en la que los clubes fueron cubriendo etapas, de los entrenamientos individuales con distancia a los pequeños grupos antes de comenzar a trabajar con la plantilla completa al mismo tiempo, confieren a esta vuelta al fútbol de ingredientes similares a un inicio de curso.

Un comienzo particular, con las incógnitas de cómo se encontrarán físicamente los jugadores, el efecto de jugar sin público en las gradas o la incidencia de acumular partidos cada tres o cuatro días en una época del año en la que habitualmente el campeonato había concluido... Pero un comienzo, y de eso sabe el Atlético de Simeone.

Porque el conjunto rojiblanco ha hecho buenos todos los inicios desde que cuenta con el entrenador argentino al frente de sus destinos: nunca ha encajado una derrota en su primer partido del curso, ni tan siquiera en el segundo. Cuatro victorias y cuatro empates saldan los ocho inicios de Simeone con el Atlético.

De ellos, el mejor en cuanto a resultados fue sin duda el de esta temporada, tres victorias ligueras (1-0 al Getafe, 0-1 al Leganés y 3-2 al Eibar), que si bien no tuvieron brillo en el juego sí que le auparon al liderato, que perdió tras encadenar dos partidos ligueros sin ganar (2-0 ante la Real Sociedad y 0-0 contra el Celta de Vigo).

La temporada anterior tuvo otro magnífico arranque: el 2-4 al Real Madrid en la final de la Supercopa de Europa, el último título de la era rojiblanca del entrenador argentino hasta la fecha. Le siguieron un empate (1-1) en Mestalla ante el Valencia en la primera jornada y un 1-0 ante el Rayo Vallecano en el Wanda Metropolitano.

Más discreto fue el arranque de la 2017-18, un inicio con un claro condicionante: la mudanza al Wanda Metropolitano, que obligó al Atlético a comenzar con cuatro partidos fuera de casa. Los saldó con tres empates (Girona 2-2, Valencia 0-0 y Roma 0-0), intercalados con una goleada a domicilio en Las Palmas (1-5).

La campaña anterior, la que siguió a la final de la Liga de Campeones perdida en Milán (Italia) también fue dubitativa: dos empates (1-1 contra el Alavés en el Calderón y 0-0 frente al Leganés en Butarque) y una goleada a domicilio en Vigo al Celta (0-4).

Nada que ver con el arranque del curso 2015-16, con dos victorias seguidas (1-0 a la UD Las Palmas y 0-3 al Sevilla en el Sánchez Pizjuán), aunque en la tercera jornada la visita del brasileño Neymar Junior y el argentino Lionel Messi rompieron la racha al hacer inútil el gol inicial de Fernando Torres (1-2).

La campaña 2014-15 comenzó con un doble derbi ante el Real Madrid con empate en el Santiago Bernabéu (1-1) y victoria en el Vicente Calderón (1-0) para que el Atlético sumara la Supercopa de España, a la que siguió un 0-0 en la primera jornada liguera en casa del Rayo Vallecano.

Con dos victorias (1-3 al Sevilla y 5-0 al Rayo), divididas por un empate (1-1 contra el Barcelona en el Calderón, en la ida de la Supercopa de España que acabó ganando el conjunto culé con un 0-0 en el Camp Nou) arrancó el curso 2013-14, en el que el Atlético ganó la última Liga de su historia hasta la fecha, campaña con final amargo por la 'Champions' perdida en Lisboa ante el Real Madrid.

Y en la primera temporada completa del técnico argentino, un empate inicial en uno de sus campos 'malditos' (el Ciudad de Valencia, 1-1 al Levante) dio paso a una racha de trece victorias seguidas, las dos primeras un 4-0 al Athletic en el Calderón y un 1-4 al Chelsea inglés para ganar la Supercopa de Europa en Mónaco.

La regla se cumple también en el inicio de la trayectoria del técnico argentino en el Atlético. Desde su llegada a finales de diciembre de 2011, sus tres primeros partidos fueron sin derrotas: 0-0 en Málaga, 3-0 en casa ante el Villarreal y 0-4 a domicilio a la Real Sociedad.

En este reinicio afrontará dos duelos fuera: el del domingo a las 14.00 en San Mamés contra el Athletic Club y el del miércoles 17 a las 22.00 contra Osasuna en El Sadar, antes de recibir el sábado 20 a las 22.00 al Valladolid en el Wanda Metropolitano.

Sumar buenos resultados le permitiría mantener la línea histórica y avanzar en pos del gran objetivo rojiblanco: la clasificación a la Liga de Campeones, que tiene a dos puestos y un punto, el que le separa de la Real Sociedad y el Getafe, ambos con un punto más que el conjunto rojiblanco, necesitado de neutralizar esa distancia para alcanzar lo que es un objetivo deportivo y económico de la entidad.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario