Fútbol Internacional

El Aston Villa castiga el conservadurismo del Newcastle de Miguel Almirón

El Aston Villa se alejó de los puestos de descenso tras romper una racha de tres derrotas consecutivas, al imponerse este lunes por 2-0 al Newcastle de Miguel Almirón en un encuentro en el que las "urracas" pagaron su planteamiento netamente defensivo.

Ni la posibilidad de auparse a la novena plaza animó a arriesgarse al técnico del Newcastle, Steve Bruce, que insistió en el planteamiento defensivo que le permitió saldar con victoria las dos últimas jornadas. El paraguayo Miguel Almirón fue titular y cambiado a los 79 minutos.

Parapetado en su campo y guarecido con una defensa de cinco hombres, el Newcastle no dudó en ceder la posesión del balón a su rival en espera de poder sorprender al Aston Villa en algún contragolpe.

Un planteamiento que tuvo como principales víctimas al paraguayo Miguel Almirón y, sobre todo, al delantero brasileño Joelinton, el hombre más adelantado de las "urracas", que se aburrió de correr en vano en busca de los pelotazos de sus compañeros.

El Aston Villa que buscó desde el inicio del partido el juego por los costados para tratar de superar la nutrida zaga visitante.

Fórmula que a punto estuvo de dar resultado a los de Dean Smith a los trece minutos de juego en un centro desde la banda derecha Matt Targett al que no llegó por muy poco el holandés Anwar El Ghazi.

Esa acción pareció envalentonar más todavía al Aston Villa, que encontró el premio a su apuesta ofensiva a los 32 minutos con un gol de falta del centrocampista Conor Hourihane.

El internacional irlandés castigó con un soberbio lanzamiento el error del lateral estadounidense DeAndre Yedlin, que cometió una innecesaria falta al borde del área.

Igualmente pareció evitable la falta cometida cuatro minutos más tarde por el central argentino Federico Fernández y que propició el 2-0, tras otro magnífico servicio de Hourihane que remachó a la red el holandés El Ghazi.

Sólo con el marcador cuesta arriba reaccionó el Newcastle, que a punto estuvo de acortar distancias a filo del descanso en una de las especialidades de la casa, un jugada a balón parado.

Pero el esplendido remate de cabeza de Federico Fernández se topó con una no menos sobresaliente parada del guardameta local Tom Heaton, que privó de nuevo al Newcastle del gol al inicio de la segunda mitad con otra gran intervención tras un remate del francés Allan Saint-Maxime.

Si en la primera parte el Newcastle apenas pisó el campo rival, en la segunda buscó con asiduidad el área del Aston Villa, aunque sin el acierto necesario para batir al segurísimo Heaton.

Al igual que le ocurrió a los "villanos", que vieron cómo el portero eslovaco del Newcastle, Martin Dubravka, les impidió cerrar definitivamente la contienda con dos espectaculares paradas a Ezri Konsa (m.53) y el brasileño Wesley (m.77).

La gran actuación del portero eslovaco no pudo impedir el triunfo del conjunto local, que con esta victoria se aleja de los puestos de descenso de los que ya le separan cuatro puntos.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario