Fútbol Internacional

Cristiano, el segundo máximo goleador de la historia del fútbol

El portugués Cristiano Ronaldo, con dos goles que elevan a 758 sus tantos en partidos oficiales, y además una asistencia, condujo al Juventus Turín a una victoria casera ante el Udinese (4-1) más complicada e incómoda que lo que refleja el marcador final, en el duelo que cerró la decimoquinta jornada de la Serie A, y que mete al conjunto juventino en la quinta plaza, aún lejos del líder Milan, que le saca diez puntos.

Los dos tantos de CR7, según algunas estadísticas, le hacen ser el máximo goleador de la historia del fútbol profesional en partido oficial, por delante de Pele (757). Otras, en cambio, le ponen en cuarta posición, al conceder 805 a Josef Bica, 772 a Romario, y 767 a Pelé.

CR7, que formó este domingo en ataque con el argentino Paulo Dybala y Federico Chiesa, resultó vital para despejar los problemas que había planteado desde el inicio un Udinese que vio como le era anulado un gol a Rodrigo de Paul (m.15), por una mano previa que fue vista por el VAR, pero no inicialmente por el colegiado. Y es que el portugués, tras un robo de Ramsey a una mala salida del balón visitante, se encargó de abrir el marcador y poner el 1-0 con un disparo cruzado (m.31).

Un tanto que supone su 757 en partido oficial (5 con Sporting Lisboa, 118 con Manchester United, 450 con Real Madrid, 82 con Juventus, 102 con la selección de Portugal), lo que para algunas estadísticas le suponía en ese instante igualar la cifra lograda por el mítico brasileño Pelé ((643 con el Santos, 37 con el Cosmos y 77 con Brasil). Otras estadísticas, por su parte, afirman que 'O Rei' anotó 767 en partidos oficiales.

Apenas anotado el 1-0, el Udinese dispuso en la jugada siguiente de una clara ocasión de de devolver el empate al marcador, pero a Kevin Lasagna le faltó el acierto que instantes antes había mostrado CR7. Tras este nuevo susto visitante, el Juventus exhibió su mejor cara, controlando el balón, el partido y llevando peligro sobre la meta friuliana. Pese a ello, al descanso se fue con el solitario gol del portugués.

Apenas iniciada la segunda mitad, con un Udinese valiente y volcado en ataque, Cristiano de nuevo se hizo notar: metió un balón en profundidad sobre Chiesa (m.49), que cruzó ante la salida del portero del Udinese. Tres minutos después, Ramsey marcó, pero su tanto fue anulado de nuevo por el VAR también por mano previa.

El Udinese siguió plantando cara y pudo recortar su desventaja en el minuto 57, pero Jens Stryger Larsen envió su remate a un palo. Fue castigado su desacierto trece minutos después, y de nuevo por Cristiano Ronaldo. El portugués recibió de Rodrigo Bentancur y no perdonó, elevando el 3-0, con su gol 758. Los friulianos pagaban su osadía, no bajar los brazos y buscar la meta rival dejando espacios. Y, poco después, de nuevo se abonaban a la mala suerte, en disparo de Marvin Zeegelaar que, por segunda vez, terminó estrellándose en el larguero.

El justo premio a su valentía lo encontró el Udinese demasiado tarde, en el minuto 91, al recoger Zeegelaar un rechace del meta juventino; e incluso pudo logra el segundo un minuto después.

Con el partido roto en sus instantes finales, también llegó el gol de Dybala, que ponía el definitivo 4-1 (m.94) El Juventus se llevó un triunfo que el deja, con un partido menos, a diez puntos del Milan, a la espera del duelo que ambos mantendrán el 6 de enero, el día de la Befana en Italia, una bruja buena que es la que trae los regalos en fecha tan señalada en el país transalpino.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario