Fútbol Internacional

Barros Schelotto y Gallardo, rivales desde la cancha al banquillo

El entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, y el de River Plate, Marcelo Gallardo, tienen mucho en común a pesar de sus distancias en el fútbol.

Fueron ídolos de sus equipos como jugadores, se enfrentaron en la cancha, compartieron un título con una selección juvenil y ahora intentarán ganar una final que será histórica.

Las carreras de ambos, tanto como futbolistas como entrenadores, siempre tuvieron similitudes y puntos de encuentro.

Barros Schelotto nació en 1973, debutó en Gimnasia y Esgrima La Plata y fue ídolo con el Xeneize, club en el que jugó de 1997 a 2007. Luego pasó al Columbus Crew estadounidense y regresó al Lobo.

Gallardo nació en 1976, debutó en River Plate y jugó en el Mónaco, el París Saint-Germain, el D.C. United estadounidense y el Nacional uruguayo.

Formaron en la selección sub'23 que ganó invicta los Juegos Panamericanos de 1995 en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

En ese torneo, Gallardo era titular y Barros Schelotto ingresaba desde el banquillo, como lo hizo, por ejemplo, en la final, en la que ambos convirtieron en tanda de penaltis para garantizar la medalla de oro de la Albiceleste por 5-4 sobre la selección de México tras un empate sin goles en tiempo reglamentario.

Como jugadores se enfrentaron ocho veces. Cuatro veces ganó el ídolo del Xeneize, dos Gallardo. Dos veces hubo empates.

Además, Barros Schelotto anotó un gol. Gallardo fue expulsado una vez y erró un penalti en otra oportunidad.

Se cruzaron en Estados Unidos, el 17 de abril de 2008, cuando el Columbus Crew de Barros Schelotto se impuso por 2-1 al D.C. United.

La primera vez que estuvieron cara a cara como entrenadores fue el 28 de septiembre de 2014. Gallardo ya dirigía a River Plate y 'el Mellizo' todavía estaba en el banquillo de Lanús. Igualaron 1-1.

Como técnicos se enfrentaron doce veces, con cinco triunfos para Gallardo, tres para Barros Schelotto y cuatro empates.

Además, 'el Muñeco' ganó el partido más importante de todos.

El 14 de marzo pasado River Plate se impuso en La Bombonera por 0-2 y se consagró campeón de la Supercopa Argentina.

Esta final de la Libertadores tendrá una particularidad. Gallardo no podrá estar en el banquillo en ninguno de los dos encuentros, ni dará indicaciones a sus jugadores por una sanción que le impuso la Conmebol.

Incluso tiene prohibido el ingreso a la Bombonera, donde se jugará el partido de ida este sábado. La vuelta será el día 24. En su lugar estará su ayudante Matías Biscay.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario