Fútbol Internacional

Un doblete de Griezmann agrava las dudas de Alemania

Un doblete del francés Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, agravó las dudas en las que vive inmersa Alemania desde su temprana eliminación en el pasado Mundial de Rusia, tras caer este martes por 2-1 ante los vigentes campeones mundiales en París, en un duelo en que la voracidad del atacante galo dejó sin premio la mejoría mostrada por los germanos.

Resultado que situó al conjunto germano al borde del descenso en una Liga de Naciones, en la que Ucrania selló su promoción a la Liga A -que disputan los doce mejores equipos del continente- tras imponerse por 1-0 a la República Checa.

Cuestionado tras la contundente derrota (3-0) encajada el pasado sábado ante Holanda, el seleccionador alemán Joachim Löw no sólo revolucionó el once con la entrada de hasta cinco nuevos jugadores, sino que también varió el dibujo táctico para jugar con tres centrales.

Una apuesta que no pudo salirle mejor al preparador germano en la primera mitad, en la que Alemania no sólo maniató al conjunto francés, sino que llegó una y otra vez con peligro al área rival.

Mejoría ofensiva en la que jugó un papel fundamental el atacante Leroy Sané, reserva en el partido ante Holanda, que con su velocidad se convirtió en un pesadilla constante para los zagueros franceses.

De hecho, el gol de Alemania llegó en una internada por la banda derecha del jugador del Manchester City que el central Presnel Kimpembe, hoy titular en sustitución del lesionado Samuel Umtiti, despejó con la mano, provocando un penal, que Toni Kroos no desaprovechó para firmar a los 14 minutos el 0-1.

Un tanteador que Alemania tuvo la ocasión de ampliar cinco minutos más tarde en un fulgurante contragolpe en el que Sané no acertó a conectar con Timo Werner, cuando todo parecía destinado para el gol.

Y es que si algo le faltó al conjunto germano para confirmar su resurrección fue contundencia para aprovechar las ocasiones de gol que generó en la primera mitad.

Un problema que no parece afectar a Francia y mucho menos a Antoine Griezmann, que trasladó al marcador la mejoría mostrada por los de Didier Deschamps en la segunda mitad, con dos goles, el segundo de ellos de penal, que permiten dar al delantero galo un nuevo paso hacia el balón de oro.

Trofeo que ganó hace catorce años el ahora entrenador de Ucrania Andriy Shevchenko, que condujo este martes al conjunto eslavo al ascenso a la primera categoría de la Liga de Naciones, tras doblegar por 1-0 a la República Checa.

Un solitario tanto del centrocampista del Genk belga Ruslan Malinovskyi, que estableció a los 43 minutos el definitivo 1-0 con un potente lanzamiento lejano, confirmó la superioridad ucraniana en un grupo 1 de la Liga B, en el que los de Shevchenko cuentan sus partidos por victorias.

Ascenso de categoría con el que también sueña la selección de Gales, que se aupó a la primera plaza del grupo 4 de la Liga B, tras vencer este martes por 0-1 a Irlanda, gracias a un gol de falta del jovencísimo y talentoso Harry Wilson a los 58 minutos.

Por su parte, Bulgaria, que se jugaba el ascenso a la Liga B, deberá esperar para sellar su promoción de categoría, tras caer este martes por 1-0 ante Noruega con un gol del delantero del Southampton inglés Mohamed Elyounoussi a la media hora de juego.

Quien no falló fue Ucrania que en la próxima edición de la Liga de Naciones militará en la Liga C, tras certificar este martes su ascenso al vencer por 0-3 a Letonia con los tantos de Jaba Kankava, Valerian Gvilia y Giorgi Chakvetadze, que cerró la cuenta para los visitantes a los 61 minutos.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario