Otros Deportes

Miami Heat avanza a las Finales de la NBA

En el juego anterior los Celtics caminaban sobre la cuerda floja y con un estallido de talento lograban sobrevivir y forzar un sexto juego. Sobre la misma senda, en la noche de este domingo saltaban a la pista con las pretensiones de igualar la serie, pero Bam Adebayo a un nivel superlativo se interpuso y con 32 puntos, 14 asistencias y 5 asistencias sentenció la serie enviando a los Celtics a Boston y a los Heat a las finales de la NBA, la sexta en toda su historia.

No se diga más, Los Ángeles Lakers frente a Miami Heat por primera vez cara a cara en las finales del mejor baloncesto del planeta. El equipo oro y purpura vuelve al gran escenario desde su último campeonato en el 2010 mientras que el equipo proveniente de la Península de Florida disputará las finales por primera vez desde el 2014, cuando LeBron James vestía aún la camiseta de los Heat.

LOS FUNDAMENTOS POR ENCIMA DEL TALENTO. Los Celtics llegaban a un sexto duelo haciendo uso de la suma de sus capacidades individuales, talentos como Jaylen Brown, Marcus Smart, Kemba Walker, Jayson Tatum y Gordon Hayward daban la garantía suficiente de que el equipo de Boston no estaba extinto y contaba con material suficiente para prolongar su estadía en la burbuja de la NBA e inclusive lograr la gran hazaña de dar vuelta un déficit de 1-3.

Por otra parte, sin grandes superestrellas a los Heat le fue suficiente el capitaneo del experimentado Jimmy Butler y de los fundamentos del basketball para desplegar un juego colectivo consistente que finalmente fue superior a todas figuras unidas de los Boston Celtics. La misma receta con la que barrieron a los Pacers en primera ronda y superaron a los #1 de toda la temporada regular en la Conferencia Este; los Bucks del doblemente MVP Giannis Antetokounmpo. Los ingredientes del éxito triunfal: los fundamentos del baloncesto.

A pesar de que fue un partido parejo desde el inicio, con intercambios menores en cuanto a ventaja en el marcador, los Heat terminaron de hacerse de la victoria por su producción en el cierre, no solo con una ofensiva temible por parte de Adebayo, Butler, Robinson y Herro, donde se pasearon más de lo que acostumbran en Disneylandia, sino también mediante una sólida defensiva que condenó a los Celtics a la imprecisión sin poder anotar en más de 10 posesiones seguidas, a pesar de la entrega total de Jaylen Brown.

HACIENDO GALA DE SU CULTURA. Mediante una gran noche ofensiva -sobre todo en el último cuarto- los Miami Heat fueron imparables y los dirigidos por Erik Spoelstra de la mano de una versión estelar de Bam Adebayo se hicieron con el juego a partir de la mitad del último parcial, donde sacaron una diferencia de 11 puntos (24 a 13), cuando parecía que los Celtics atravesaban la senda que conducía a la hazaña, pero no, los Heat con la mano caliente dominaron la ofensiva con 56,3% de efectividad y 30 asistencias cerrando la serie 4-2 y sacando los boletos a la tierra prometida, allí donde esperan los Lakers del dúo dinámico del Rey LeBron y Anthony Davis.

¿Podrán los Heat hacer frente a los favoritos? A favor o en contra, es imposible responder con certeza, pero podemos tener la pista inicial este próximo miércoles luego del primer juego. Lo cierto y lo concreto es que para los Lakers el trabajo no ha concluido, pero para los Heat el mérito está hecho, al iniciar la temporada 2019-2020 nadie tenía en cuenta al equipo de Miami como aspirante o con posibilidades de campeonar, ni siquiera al concluir la temporada en el puesto #5. También para ellos el objetivo no ha concluido y si algo hay en común entre ambos equipos es la cultura ganadora y la chapa de campeón.

Dejá tu comentario