Fútbol Internacional

La liga alemana empieza los test a los jugadores

La Liga Alemana de Fútbol (DFL) empezó a practicar este jueves el test de la COVID-19 a sus jugadores como fase previa para poder celebrar partidos a puerta cerrada, pese a no haberse concretado cuándo se reanudará la Bundesliga.

La canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes regionales, analizaron de nuevo hoy, entre otras medidas relativas a las restricciones por la pandemia, la posibilidad de retomar la temporada. Sin embargo, postergaron la toma de una decisión a su próxima reunión, la semana que viene.

Lo único que dejó claro Merkel, a preguntas de un medio, es que no ha habido una "intervención" del presidente francés, Emmanuel Macron, para que se suspenda la Bundesliga, tal como se ha decidido para la de su país. "No, de eso no he oído nada", sentenció.

A la espera de la decisión política, la DFB (Federación Alemana de Fútbol) inició hoy los test, lo que afectará a los 36 equipos del fútbol profesional. La temporada en la Primera y Segunda división quedó en suspenso en marzo, pero hace unas semanas que la mayoría de los clubes están entrenando con la perspectiva de reanudar los partidos.

Los test a los jugadores es una condición previa y deberán realizarse al menos dos para cada uno de los futbolistas para descartar un contagio. La cuestión ha desatado polémica, ya que se baraja la cifra de hasta 20.000 análisis como necesarios para descartar contagios tanto entre los jugadores, como en el equipo técnico o personal de los estadios.

En medios alemanes se había afirmado que la temporada podría reanudarse el 9 de mayo, para que puedan disputarse las nueve jornadas pendientes hasta el 30 de junio.

Había cierto consenso en ese sentido tanto en los clubes como en la DFL. El hecho de que la decisión política se postergue a la próxima semana convierte esa fecha en casi impracticable.

La totalidad de las medidas en torno a las restricciones impuestas en la vida pública alemana están siendo acordadas entre Merkel y los poderes regionales. A los "Länder" compete su implementación, de acuerdo a su criterio y nivel de contagios.

Especialmente entre los clubes de la Segunda división se ha insistido en la necesidad de culminar la temporada y se ha advertido que, de no hacerlo, su existencia está en peligro.

Alemania es el sexto país del mundo más afectado por la pandemia tras EEUU, España, Italia, Francia y Reino Unido. Hasta hoy, el Instituto Robert Koch, competente en la materia en Alemania, ha verificado 159.119 contagios y 6.228 muertos, mientras que la cifra de pacientes recuperados se sitúa en 123.500.

La universidad estadounidense Johns Hopkins, con una actualización más dinámica, eleva los contagios a 161.539 y las víctimas mortales a 6.467, lo que es una mortalidad moderada.

El gobierno de Merkel y los líderes regionales han aplicado medidas menos restrictivas que en otros países y se ha logrado aplanar la curva de crecimiento de la epidemia. Desde el principio ha sido posible practicar deporte individual al aire libre.

En las últimas semanas empezaron a relajarse algunas medidas, se permite la apertura de comercios pequeños o mediados, mientras que la hostelería sigue totalmente paralizada.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario