Fútbol Internacional

El West Ham de Fabián Balbuena sigue escalando

El West Ham, del paraguayo Fabián Balbuena, que completó el partido, prosiguió su escalada en la clasificación y ya es quinto en la Premier League tras encadenar este lunes su tercera victoria consecutiva, al imponerse por 2-1 al Aston Villa.

Dos zarpazos de los de David Moyes en los primeros minutos del primer y segundo tiempos permitieron a los “hammers” doblegar a un Aston Villa al que de nada le sirvió mostrarse superior durante la mayor parte del encuentro.

Pero si por juego y ocasiones los “villanos”, que desperdiciaron, incluso, una pena máxima, merecieron un mejor resultado en su visita al London Stadium, la inesperada endeblez defensiva mostrada por los visitantes condenó al Aston Villa a su primera derrota del curso a domicilio.

Si el guardameta argentino del Aston Villa, Emiliano Martínez, no había concedido ni una sola diana en los tres partidos que los de Dean Smith habían disputado como visitantes, este lunes apenas tardó dos minutos en recoger el balón del interior de su portería.

En su primera aproximación al área rival el West Ham logró adelantarse en el marcador, con un gol del central italiano Angelo Ogbonna, que, libre de marca, cabeceó a la red un saque de esquina botado por Jarrod Bowen.

Un tempranero gol que lejos de hundir al Aston Villa pareció espolear a los visitantes, que poco a poco se fueron haciendo con los mandos del encuentro, hasta empatar la contienda (1-1) a los 25 minutos con un gol desde fuera del área de Jack Grealish, que sumó su quinta diana del curso.

Los “villanos” dispusieron de dos buenas ocasiones para marcharse con ventaja al descanso, en un remate, primero, de Ollie Watkis, y posteriormente en un lanzamiento de falta del irlandés Conor Hourihane.

El Aston Villa careció del acierto necesario para dar la vuelta al marcador. Todo lo contrario que el West Ham, que en la primera ocasión que tuvo en la segunda mitad estableció el definitivo 2-1 con un gol de cabeza de Jarrod Bowen a los 46 minutos.

Ni así se rindió el Aston Villa, que siguió llegando una y otra vez al área del West Ham.

Un acoso que no acabó en gol unas veces por el acierto del portero local, el polaco Lukasz Fabianski, que privó en el minuto 63 al egipcio Trezeguet del empate con una espectacular intervención, y otras por la falta de puntería de los “villanos”, que vieron cómo Watkins estrellaba a los 74 minutos un lanzamiento de penalti en el larguero.

En el tiempo de prolongación, a Watkins le fue anulado un gol que hubiera supuesto el empate tras comprobarse en las imágenes del videoarbitraje que el delantero del Aston Villa se encontraba en posición antirreglamentaria por apenas unos milímetros.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario