22 may. 2024

Benfica vence al Porto y gana la Supercopa lusa

El Benfica conquistó la Supercopa de Portugal tras vencer en el clásico a su histórico rival, el Porto (2-0).

59ecd3478701ce208a3edcfd56dbac84246698ba.jpg

Jugadores del Benfica levantan un nuevo título en Portugal.

Foto: EFE

El Benfica conquistó la Supercopa de Portugal tras vencer en el clásico a su histórico rival, el Porto (2-0), gracias a una magnífica exhibición de Ángel Di María, que vuelve a celebrar un título con las " águilas " trece años después de su marcha al Real Madrid.

Los goles de “El Fideo” y del croata Petar Musa en la segunda parte aseguraron la victoria lisboeta ante un Porto que empezó más fuerte, pero que al final no pudo dar la vuelta al resultado.

El Benfica entró en el Estadio Municipal de Aveiro (centro luso) con muchas dificultades e incapaz de responder a la presión alta de los “dragones”, y tardó hasta el final de la primera parte en crecer en el campo, gracias sobre todo a Di María.

El ex madridista, de 35 años, de vuelta a la mejor versión de sí mismo que no se veía desde el Mundial de Qatar 2022, recorrió el centro del campo de punta a punta, pero se encontró escaso de opciones en el área, ahora sin Gonçalo Ramos, que se marchó esta semana al PSG.

Pero las “águilas” volvieron del descanso con más intensidad, y fue con una de esas jugadas con las que abrieron el marcador, en el minuto 61.

En ese momento, la presión alta del Benfica resultó una pérdida de balón para el Porto que fue recuperada por el turco Kökçü, una de las caras nuevas ‘encarnadas’, que lo regaló a Di María para que rematara en el área para el 1-0.

Con Ramos en París y el brasileño Arthur Gomes aún no oficializado, el técnico Roger Schmidt comenzó el partido sin un ‘9' y con Rafa en la delantera, pero rectificó la decisión dando entrada a Musa, que marcó el segundo gol de su equipo en el minuto 69.

Mientras, ante la ineficacia de su dupla atacante, el técnico del Oporto, Sérgio Conceição, dio entrada a uno de sus dos refuerzos, el español Fran Navarro, que estuvo a punto de reducir la desventaja, pero el argentino Otamendi impidió el gol de su antiguo equipo.

El partido empeoró para el cuadro norteño casi sobre el final, cuando el también ex madridista Pepe vio la tarjeta roja en el minuto 90.

Las tarjetas fueron una constante en el clásico, que terminó con 12 amarillas y dos rojas (Pepe y Conceição).

Instantes después, los “dragones” redujeron distancias con un bello tanto del brasileño Galeno, el mejor sobre el césped del campeón de la Copa de Portugal, pero el VAR anuló la oportunidad del Oporto de remontar e impedir la conquista de la novena Supercopa de la historia del Benfica.

Benfica y Oporto vuelven a los terrenos de juego el próximo lunes, esta vez para disputar la primera jornada de la Liga portuguesa, viajando a los campos del Boavista y del Moreirense, respectivamente. EFE

Más contenido de esta sección
Una gran cena con unos 250 invitados en un elegante restaurante junto a los Campos Elíseos marcó en la noche de este lunes la despedida de Kylian Mbappé de la capital francesa tras anunciar que no seguirá en el Paris Saint-Germain.
En Argentina aseguran que River Plate tiene negociaciones avanzadas para quedarse con Adam Bareiro.
La selección de fútbol de Argentina dio a conocer la lista de los 29 jugadores que podrán disputar los próximos compromisos internacionales de la Albiceleste antes de la próxima edición de la Copa América, de la que es vigente campeona, tras su victoria en 2021.
El Liverpool confirmó este lunes el fichaje de Arne Slot como sustituto de Jürgen Klopp.
El delantero brasileño Gabriel Barbosa ‘Gabigol’ pidió disculpas por usar la camiseta del Corinthians en una reunión privada en su casa y prometió que no lo volverá a hacer, después de que Flamengo le multara y le quitara el dorsal 10.
Un doblete del jugador del año en la Premier League, Phil Foden, y un nuevo tanto en los días importantes de Rodri, para la sentencia en el desenlace del pulso por el título con el Arsenal, convirtieron en eterno al Manchester City de Pep Guardiola, con su cuarta liga inglesa consecutiva, atropellando a un West Ham siempre superado.