Nacional

12 de Octubre y Nacional dejan todo para la vuelta

El 12 de Octubre y Nacional empataron sin goles en la ida de la primera fase de la Copa Sudamericana 2021 cargando de más incógnitas el encuentro de vuelta.

El próximo 6 de abril, a las 18:15, los equipos paraguayos buscarán desnivelar la serie y meterse en la fase de grupos del certamen internacional, que desde este año tiene una nueva modalidad de disputa.

EL PARTIDO. El equipo de Pedro Sarabia se mostró bastante comedido en el primer lapso. Se hizo sentir en ofensiva con algunas corridas de Junior Marabel, neutralizado una y otra vez por Farid Díaz, y secundadas luego con algunas arremetidas de José Ariel Núñez y Richard Salinas.

Posteriormente, el 12 de Octubre aplicó el quehacer para neutralizar el circuito de juego de la Academia, que mereció más que el 0-0 con el que llegó el descanso en Villa Elisa en donde hizo de local los de Itauguá.

El atacante Leonardo Villagra contó con las mejores situaciones de gol. A los 6 minutos se obnubiló ante la primera posibilidad y tardó en rematar con el que permitió el bloqueo de Juan Ojeda. En la segunda ocasión, ya pasando la media hora, su disparo se estrelló en el travesaño (37 m).

Otro que envió la pelota a la viga del arco defendido por Mauro Cardozo fue el defensor Carlos Espínola después de sacar de sus botas un hermoso tiro libre con el que puso en jaque la paridad (27 m).

En el inicio del complemento, el 12 de Octubre consiguió construir y terminar en dos ocasiones, en la primera con Topo Cáceres y en la segunda con Víctor Barrios. No obstante, pasando la hora del compromiso el árbitro Mario Díaz de Vivar pudo haber sancionado un penal del portero Santiago Rojas sobre Juan Aguilar por una llegada tardía en la disputa de un balón aéreo (62 m).

Luego, el partido tomó un rumbo más complejo. Más allá del golazo convertido por Carlos Arrúa, anulado correctamente por mano en el control de la pelota antes de hacer varios recortes en el área y definir pegado al palo más lejano, el encuentro ya estaba navegando en las turbias aguas de la desorganización, que favoreció a los itaugueños.

El último cuarto se vivió a todo vapor, ya que ambos intentaron quedarse con la ventaja. El Globo jugando al contragolpe estuvo cerca de herir letalmente con Luis Ibarra, mientras que el Trico apostó hasta el final por su fuerza colectiva. Sin embargo, el tiempo se agotó y no hubo vencido del duelo fratricida.

Embed

Dejá tu comentario