Fútbol Paraguayo

Variantes fueron influyentes

Federico Carrizo, Matías Villasanti y Nelson Haedo Valdez le dieron más juego al Ciclón.

Fernando Jubero, técnico de Cerro Porteño, buscando mayor equilibrio en su equipo, al promediar el segundo semestre del año pasado optó por jugar con tres volantes de mayor perfil defensivo y jugó con dos referentes de área la mayoría de sus partidos.

Eso le permitió tener mayor fortaleza defensiva y su arquero titular de entonces ganó el Guante de oro, por tener mejor promedio. Pero en contrapartida perdió brillo en su juego, Cerro era muy predecible y eso lo trasladó en el arranque de este torneo, ganó sufriendo y con mucha fortuna a Guaraní.

La falta de repentización se reflejó en demasía en el partido contra Libertad. El Ciclón exageró con los pelotazos y centros.

Para el juego contra Capiatá la baja de Jorge Conejo Be - nítez le obligó al técnico a realizar cambios y viendo el rendimiento y el resultado, la conclusión es que esas variantes influyeron en el rendimiento y funcionamiento colectivo.

Cerro ganó y por momentos su fútbol fue aplaudido por sus parciales. Federico Carrizo, fluctuando por todo el frente de ataque; Mathías Villasanti desequilibrante por los dos extremos y metiendo diagonales, hicieron de Cerro un equipo más ligero y con muchas variantes de juego.

Diego Churín jugó todo el primer tiempo como único en punta, luego ingresó Nelson Haedo y demostró que físicamente está fino y puede ser un aporte válido.

Fuente: Impreso - Última Hora

Dejá tu comentario