Fútbol Internacional

En qué se inspiran los hinchas del Corinthians que protestan contra Bolsonaro

La hinchada organizada del Corinthians, uno de los clubes más populares de Brasil, ha salido a la calle el último mes para protestar contra el presidente Jair Bolsonaro. Este grupo alega inspirarse en un revolucionario movimiento que sacudió al país hace casi 40 años.

"Democracia Corinthiana", considerada la principal corriente ideológica en la historia del fútbol brasileño que tuvo al legendario jugador Sócrates como símbolo, surgió a inicios de los 80 para defender la democracia y luchar contra la dictadura que estaba instalada en Brasil desde 1964.

Cuatro décadas más tarde, estas barras organizadas impulsan ahora los movimientos contra Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura, cuando el mayor país latinoamericano sufre una triple crisis: la sanitaria por la COVID-19 (segunda nación más afectada), la política y la económica.

Sao Paulo, club sede del Cortinthians, ha sido el epicentro de estas protestas principalmente pacíficas, en las que, no obstante, se han registrado algunos tumultos, como sucedió a finales de mayo, cuando hubo enfrentamientos entre hinchas y la policía en plena Avenida Paulista.

Este domingo, en la capital Brasilia, las hinchadas han convocado un nuevo acto para pedir la destitución de Bolsonaro en las puertas el Congreso.

DEMOCRACIA CORINTHIANA

¿De dónde viene ese movimiento que dice enarbolar la defensa de la democracia?

En 1982, después de una pésima campaña en el torneo nacional y en el Campeonato Paulista de 1981, el Corinthians, considerado el segundo del país en número de hinchas después del carioca Flamengo, apostó por una gestión en la que todas las decisiones pasaban por el voto de todos los del club.

En una época en la que el país era gobernado por la dictadura militar (1964-1985), el proyecto del sociólogo Adilson Monteiro Alves, un dirigente sin experiencia en el fútbol que fue nombrado como gerente, revolucionó la forma de administrar un club y rindió éxitos deportivos en los tres años en el que fue implementado.

La iniciativa del sociólogo se transformó en el llamado movimiento "Democracia Corinthiana", liderado por el publicista Wáshington Olivetto, el periodista deportivo y politólogo Juca Kfouri y los jugadores Wladimir, Walter Casagrande -que era el goleador- y el emblemático Sócrates, leyenda de la selección brasileña que murió en 2011.

Además de tomar las decisiones por consenso, con votos igualitarios entre socios, jugadores, hinchas o empleados del club, la barra del Corinthians quiso contagiar de "democracia" a un país sometido al autoritarismo militar y se adhirió al movimiento político nacional "Diretas Já" (elecciones directas ya).

Kfouri, quien fue uno de los líderes de ese movimiento y en la actualidad encabezó también la convocatoria del surgido en mayo como protesta al Gobierno de Bolsonaro, comentó a EFE que la barra Gavioes da Fiel (gavilanes de la Fiel) ya nació en 1969 con una "finalidad también política".

La barra surgió como una fuerza contraria al presidente del club en la época, Wadih Helu, quien era admirador de la dictadura, y en 1979, con diez años como hinchada organizada, hizo que el Corinthians saliera a la cancha con una pancarta que pedía la amnistía general para todos los presos y perseguidos políticos.

SÓCRATES, EL LÍDER

Sócrates, figura de la selección del legendario Brasil del mundial de 1982 junto a Zico, era el líder indiscutible, con una preocupación que iba más allá del fútbol.

"Doctor Socrates: Footballer, Philosopher, Legend", un libro de 2017 del antiguo corresponsal en Brasil Andrew Downey, considera al espigado futbolista como "fundamental" en la transición que Brasil vivió para el retorno del a democracia.

"Sócrates dijo pocos días antes de morir: 'Las barras organizadas son de los mayores movimientos populares de Brasil, pero no son políticos y cuando ellos se conviertan en políticos las cosas van a cambiar y no solo en el fútbol'", comentó Downey a EFE.

SIN LÍDERES DEFINIDOS

A Kfouri no le sorprenden que hinchadas de otros clubes, en algunos casos rivales, se unan al Corinthians en las actuales manifestaciones. Aficionados del Palmeiras, Santos, Flamengo, Gremio e Internacional las han integrado.

"El movimiento nace con líderes bien definidos y la tendencia es que la sociedad abrace este tipo de manifestación. ¿Quien se beneficiará? No podemos hacer predicciones", afirmó el periodista y licenciado en Ciencias Sociales.

El periodista apuntó que el opositor Partido de los Trabajadores (PT) y su líder, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, "han perdido protagonismo" entre los movimientos anti-Bolsonaro.

Asimismo, señaló que la pandemia por el nuevo coronavirus, en escalada en Brasil, también ha "perjudicado" una mayor movilización en las calles.

Para Downey, "es un gran avance ver hinchadas rivales unidas para un fin político y pueden, quién sabe, realizar el sueño de Sócrates para ver a las hinchadas usando su poder para un bien común".

El periodista reconoce que una barra tiene personas de "derecha, izquierda y otras que no tienen el menor interés en la política".

Por eso, ver a personas movilizadas por una causa ajena al fútbol es ya un avance "positivo" y debería contribuir también para la pacificación entre los grupos de hinchas rivales.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario