Fútbol Internacional

Eliminación albirroja en Sudamericano Sub 20 hace sonar la alerta de futuro

La eliminación de la selección paraguaya sub 20 en el Campeonato Sudamericano de Chile ha hecho sonar la alerta sobre el futuro de la selección, tras una nueva decepción de las categorías inferiores que no han conseguido uno de los cuatro billetes para el próximo Mundial de Polonia.

Paraguay se despidió este sábado del torneo en la fase de grupos, tras caer por 1-0 ante Uruguay y concluir una participación irregular que le ha alejado del objetivo prioritario de clasificarse para la cita mundialista.

La escasa capacidad ofensiva de la selección, que solo logró anotar dos goles en el campeonato, le sentenció a ocupar la cuarta posición del grupo con un balance de cuatro puntos y una única victoria.

A pesar de que solo necesitaban sumar un punto en el último partido, un gol del delantero Nicolás Schiappacasse dio la victoria a Uruguay

Con ello, dejó sin opciones al equipo dirigido por Gustavo Morínigo para acceder a la fase hexagonal, donde se enfrentan los seis mejores países de Sudamérica.

Tras el encuentro, el entrenador paraguayo elogió el "esfuerzo" realizado por sus jugadores y reconoció que Paraguay dominó el último tramo del encuentro, pero no supo "aprovechar las ocasiones" de gol.

Morínigo admitió además que se trata de un golpe muy fuerte para la sub'20, que es la cantera de la que deberá salir la selección absoluta del futuro.

"Los golpes anímicos son muy difíciles de tratar y más todavía tratándose de una selección porque representan a todo un país en la categoría que sea", lamentó el entrenador paraguayo.

El campeonato comenzó cuesta arriba para la Albirrojita desde la primera jornada, cuando recibió una dura derrota por 3-0 ante Ecuador, que finalmente se convertiría en el líder del grupo B.

Desde entonces, la selección trató de sumar el mayor número de puntos posibles para situarse entre los tres mejores equipos de su grupo.

El empate 1-1 ante Argentina, ganadora del campeonato en cinco ocasiones, permitió a Paraguay soñar con que aún era posible alcanzar el objetivo.

La selección remontó el encuentro con un gran gol de falta directa de Marcelino Ñamandú que mostró las cualidades que atesora la plantilla.

Parecía que Morínigo había dado con la tecla al cambiar por completo el once inicial y sentar en el banquillo a algunas de las estrellas que decepcionaron en el debut con Ecuador.

En la siguiente jornada, Paraguay logró vencer a Perú por 1-0 con un tanto de Brian Ojeda que situaba a la selección de nuevo con opciones matemáticas para pasar de ronda.

La victoria supuso un premio para los jugadores que doblegaron a su rival, mostrando superioridad en todos los aspectos del juego, ante el último clasificado del grupo.

Sin embargo, el sueño se esfumó en el último partido con Uruguay y la selección paraguaya tendrá que afrontar una nueva decepción que le impedirá estar en el próximo Mundial de Polonia.

"Cuando se espera una clasificación al Mundial, al no ir la palabra fracaso está rondando", subrayó Morínigo.

Antes de iniciar la expedición a Chile, el técnico había marcado como una "obligación" lograr la clasificación para el Mundial, después de que Paraguay no pudiera participar en las dos últimas ediciones, disputadas en Corea del Sur y Nueva Zelanda.

Su última participación fue en el Mundial Sub'20 de Turquía, en 2013, cuando la selección contaba en su equipo con algunos de los jugadores que actualmente integran la plantilla de la absoluta.

Tras varios años sin conseguir logros deportivos en las categorías inferiores, ahora la selección sub'17 tendrá la oportunidad de hacer olvidar la eliminación de sus compañeros mayores.

La selección de juveniles viajará el próximo 23 de febrero a Perú para disputar el Campeonato Sudamericano de su categoría, que también otorgará cuatro plazas para el Mundial Sub'17.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario