Fútbol Internacional

El Madrid jugó 1.098 días después sin la emblema de campeón del mundo

El Real Madrid jugó este domingo contra el Athletic de Bilbao (0-0) su primer partido sin la escarapela que le acreditaba como campeón del mundo de clubes 1.098 días, tres años, después de que el Liverpool inglés le tomase el relevo tras ganar el sábado al Flamengo en la prórroga (1-0).

Con el francés Zinedine Zidane en el banquillo madridista, el equipo español logró romper el maleficio de que ningún club había logrado ganar la Liga de Campeones de forma consecutiva. Y subió la apuesta hasta tres (2016, 2017 y 2018). Un trofeo que le hizo ganarse el derecho de disputar el Mundial de Clubes en el que también demostró su superioridad.

Hace tres años, el Real Madrid lograba su pentacempeonato al vencer con más sufrimiento de lo esperado al Kashima japonés (1-3). El sexto título llegó a la temporada siguiente ante el Gremio gracias a un gol de falta del portugués Cristiano Ronaldo. Y por último, la séptima corona la consiguieron ante el Al-Ain (4-1) de emiratí el pasado año, convirtiéndose en el club de fútbol con más Mundiales de Clubes.

La eliminación a manos del Ajax de Ámsterdam en los octavos de final de la pasada ‘Champions’ ya certificó que el Madrid iba a perder dicho parche dorado, que utilizó por última vez en el Clásico frente al Barcelona en el Camp Nou que finalizó con empate a cero.

El Liverpool ejerció su papel de favorito en el torneo y con su victoria contra el Flamengo brasileño se ganó el derecho a lucir la escarapela en la camiseta, por lo que este domingo, contra el Athletic llegó el momento en el que el Madrid no pudo hacer gala de esta 1098 días después, la racha más larga de la historia.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario