Fútbol Internacional

Dinamarca acaricia el Mundial de Qatar

Resumen. Dinamarca sumó este sábado su séptima victoria (0-4 ante Moldavia), mantiene su pleno de puntos y aseguró matemáticamente un puesto en la repesca.

Dinamarca sumó este sábado su séptima victoria (0-4 ante Moldavia), mantiene su pleno de puntos y aseguró matemáticamente un puesto en la repesca, en una jornada en la que Alexander Isak, con una actuación impresionante ante Kosovo (3-0), dirigió la orquesta escandinava que presiona a España en el grupo B.

De momento, nadie tose a Dinamarca. Es la única selección que lo ha ganado todo en la zona europea y que camina con paso firme hacia el Mundial de Qatar. Con una victoria este martes frente a Austria, se convertirá en el primer equipo tras el anfitrión en lograr un billete para la Copa del Mundo.

Escocia, Israel, Austria, Islas Feroe y Moldavia no han sido rivales para el equipo que dirige con brillo Kasper Hjulmand. Parece claro que las semifinales de la Eurocopa no fueron un golpe de suerte y Hjulmand ha configurado un bloque con mucho poder colectivo que ya acaricia el Mundial.

Su último contrincante, Moldavia, jamás plantó cara y a Dinamarca le bastaron 45 minutos para llevarse los tres puntos. En la primera parte, Andreas Skov Olsen, Simon Kjaer, Chrstian Norgaard y Joakim Maehle, sentenciaron un choque al que le sobró el segundo acto. Y, con esos tres puntos, a falta de nueve en juego, saca siete de distancia a Escocia, que pudo con Israel (3-2) gracias a un tanto heroico de Scott McTominay en el minuto 94 con el que el cuadro británico dio un paso de gigante para alcanzar la repesca.

Pero, a nivel individual, si hubo un protagonista esta jornada, sin duda fue Isak. El delantero de la Real Sociedad hizo uno de los mejores tantos de su carrera y encarriló el choque de su selección ante Kosovo justo cuando el conjunto balcánico avisó con un tanto anulado que pudo haber significado el empate.

Isak se coronó con el 2-0, a los 62 minutos, tras deshacerse con un túnel de un rival para después culminar su jugada personal con un disparo estratosférico que entró por la escuadra derecha de la portería defendida por Arijanet Muric. Antes, Suecia se adelantó desde el punto de penalti por medio de Emil Forsberg y después cerró su victoria con el tanto de Robin Quaison.

El 3-0 final, unido al 0-2 de Grecia ante Georgia, aprieta el grupo B que lidera España con dos puntos de ventaja sobre Suecia, que ha disputado un partido menos. El cuadro heleno, mientras, sumó tres puntos con los que se aferra al Mundial. Por los pelos, y sobre la bocina, ganó a Georgia con un tanto de penalti en el minuto 90 de Anastasios Bakasetas y con otro de Dimitrios Pelkas en el tiempo añadido. Ahora, Grecia es tercera a tres puntos de Suecia y a cinco de España.

En el grupo D, sin partido de Francia por la Liga de Naciones, Ucrania tomó aire con su primera victoria después de cuatro empates consecutivos. Supero a Finlandia (1-2) con dos tantos de Andriy Yarmolenko y de Roman Yaremchuk y se colocó a cuatro puntos del combinado de Didier Deschamps. Por detrás, Bosnia, aún tiene mucho que decir en su pelea por el segundo puesto. Ganó 0-2 a Kazajistán y, con un partido menos, está a dos de Ucrania.

Inglaterra tampoco falló en el grupo I y se mantiene cómodo en la primera posición después de pasar por encima de Andorra. Ganó 0-5 en un partido marcado por el incendio previo de una de las plataformas del estadio donde se situaban las televisiones. Sofocado el fuego, el equipo de Gareth Southgate sacó la apisonadora.

Ben Chilwell, Bukayo Saka, Tammy Abraham, James Ward-Prowse y Jack Grealish impusieron la lógica y con sus tantos dieron la victoria a Inglaterra. Su máximo perseguidor es todavía Albania, que no cede y gracias a un acierto de Armando Broja ganó 0-1 a Hungría para seguir segundo a cuatro puntos. Polonia espera su pinchazo un punto por detrás. Cumplió, ganó 5-0 a San Marino y hubo noticia: Robert Lewandowski no marcó.

Suiza se recuperó de sus dos últimos empates y consiguió acercarse a Italia en el grupo C. Con un partido menos que el cuadro transalpino, está tres unidades de distancia después de ganar 2-0 a Irlanda del Norte. Denis Zakaria y Breel Embolo apretaron un grupo que ya solo es cosa de dos. El resto, Irlanda del Norte, Bulgaria y Lituania, no aspiran a nada salvo milagro.

En el grupo que lidera Portugal, el A, Serbia sacó petróleo ante una combativa Luxemburgo, que plantó cara al conjunto balcánico durante 68 minutos. Dusan Vlahovic demostró por qué tiene tantas novias en la Fiorentina y suyo fue el único gol del partido que coloca a su equipo líder un punto por delante de Portugal con un partido más.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario