24 abr. 2024

El United confirma la debacle

Eliminado, sin posibilidad de jugar la Liga Europa y como colista de grupo finalizó su aventura el Manchester United en la Liga de Campeones, frenado por un Bayern Múnich a medio gas (0-1) y sin fútbol para apurar sus opciones.

FBL-EUR-C1-MAN UTD-BAYERN MUNICH

El United se despidió de la Champions.

PETER POWELL/AFP

Los ‘Diablos Rojos’ nunca dieron la sensación de poder clasificarse a octavos de final. Necesitaban casi un milagro los de Erik Ten Hag. Ganar a los bávaros -que no se jugaban nada- y esperar un empate en Copenhague, pero no ocurrió ninguna de las dos historias.

Tras 70 minutos de triste 0-0, un gol de Kinsgley Coman, asistido por Harry Kane, terminó la agonía del United, al que ni la consolación de poder centrarse ahora en la Premier League tapa una fase de grupos tétrica.

Un empate ante el Galatasaray, una victoria ante el Copenhague -dando las gracias- y cuatro derrotas son el balance del United en su vuelta a Europa. Un buen análisis de cómo está este equipo hoy en día.

Ni siquiera ante un Bayern con los deberes hechos y con la cabeza en otro lado pudieron dar la cara los de Ten Hag. Sí, aguantaron el 0-0 muchos minutos ante uno de los mejores conjuntos de Europa, pero en ningún caso dominaron y mucho menos estuvieron cerca del triunfo.

Si el Bayern hubiera estado más preciso arriba, el duelo hubiera acabado mucho antes en Old Trafford. Pero Leroy Sané se encargó de dar emoción al partido, errando dos ocasiones clarísimas en la primera parte.

En la primera, porque no enganchó bien un precioso envío desde la banda y en la segunda porque se hinchó de balón y al llegar al punto de penal se fue al suelo por su propia inercia cuando lo tenía todo de cara para disparar.

Kane, en su vuelta a Inglaterra tras su marcha del Tottenham, estuvo discreto. Fue abucheado al saltar al campo y apenas participó en el juego hasta que, a quince minutos del final, le abrió la puerta del gol con un pase sensacional a Coman. El francés tuvo todo el tiempo del mundo para derribar la meta de Onana y deprimir a Old Trafford una noche más.

Se desvaneció el United con el tanto de Coman. Hasta ese momento apenas había hecho un par de disparos alejados de Bruno Fernandes, pero con el 0-1 se acabó la esperanza de un milagro, a la vez que desde Dinamarca llegaban noticias del triunfo de los locales. No había ni fe. El United estaba sentenciado.

A los de Mánchester ya solo les quedará la Premier League, en la que el máximo premio posible es meterse entre los cuatro primeros y volver a la ‘Champions’ el curso que viene, y la Copa de Inglaterra que comenzará en enero. Un desastre, otro más, para este club.

- Ficha técnica:

0 - Manchester United: Onana; Dalot, Varane (Mainoo, m.80), Maguire (Evans, m.40), Shaw (Wan-Bissaka, m.46); McTominay, Amrabat, Fernandes; Antony (Pellistri, m.75), Garnacho (Mejbri, m.75) y Hojlund.

1 - Bayern Múnich: Neuer; Mazraoui (Laimer, m.46), Upamecano, Kim, Davies; Kimmich, Goretzka, Musiala (Müller, m.67); Coman, Sané (Guerreiro, m.90) y Kane.

Goles: 0-1, m.71: Coman.

Árbitro: Espen Eskas (Noruega). Amonestó a Antony (m.53) y Amrabat (m.61) por parte del Manchester United, y a Goretzka (m.88), del Bayern Múnich.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en Old Trafford (Mánchester). EFE

Más contenido de esta sección
Por segundo año consecutivo, el Etihad Stadium resolverá un duelo majestuoso entre Real Madrid y Manchester City, que intercambiaron remontadas en el Santiago Bernabéu en un gran espectáculo futbolístico (3-3).
En su noche europea más importante en más de una década, el Arsenal se sobrepuso a sus miedos y a los viejos fantasmas de Harry Kane.
A las 15:00 tendrán lugar, en Londres y Madrid, los dos primeros partidos de ida por los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.
El Manchester City emprendió su viaje este lunes a Madrid para disputar la ida de cuartos de final de la Champions League sin Kyle Walker ni Nathan Aké, ambos lesionados.
Enfrentamientos de los cuartos de final y semifinal de la Champions League.
Atlético de Madrid ganó 2-1 en tiempo normal, soportó la prórroga y se impuso en los penales al Inter para culminar la remontada y la apoteosis del Metropolitano, con un Oblak esplendoroso.