Olimpia

Olimpia gana y llega con todo a favor para gritar campeón

Olimpia sigue insaciable, sumó este martes su novena victoria seguida ante Sol de América y quedó a un pasito de su estrella 46 en el fútbol paraguayo.

Con un extraordinario Derlis González, Olimpia venció este martes 2-0 a Sol de América por la fecha 21 del torneo Clausura 2022 y quedó a un paso del título gracias a su tremenda racha de victorias.

Con este triunfo, el Franjeado acumuló 48 unidades en la competencia y con un empate en la última fecha frente a Nacional gritará campeón sin tener en cuenta ninguna clase de combinación.

EL PARTIDO. El equipo de Julio Cáceres se despojó de la ansiedad y encaminó su novena victoria consecutiva ya al cierre del primer cuarto en un colmado Defensores del Chaco. Y lo hizo por intermedio de Derlis González, su capitán y su jugador 5 estrellas en el campeonato.

El Decano golpeó de forma contundente en su primera ocasión importante en un primer tiempo que dominó de manera dictatorial. Aunque también mostró mucha ineficacia, que de contar con esa virtud hubiera celebrado otros tres tantos, como mínimo.

Nota relacionada: Derlis González: "Estamos muy cerca del objetivo"

Derlis González, que también desperdició otras dos oportunidades muy claras, disminuyó la estadística negativa frente al arco del buen Luis Ojeda al marcar otro gol y darle mayor tranquilidad al Rey de Copas antes del descanso.

El Unicolor nunca tuvo la pelota y perdió la cabeza en una acción en la que fue expulsado Rodrigo Castro por un pisotón a Víctor Salazar empeorando el panorama del Danzarín (45 m).

Con el 2-0 terminó la fracción inicial, solamente porque Guillermo Paiva y Hugo Fernández también fueron ineficaces en la puntada final.

En el complemento, Olimpia ingresó con una postura más cautelar y concedió la primera posibilidad a Sol de América, que salvó Gastón Olveira a los 54 minutos luego de un disparo de Jaime Moreno.

Con la ventaja en cantidad de hombres, tranquilo en el marcador, el Emperador sacó a Alejandro Silva y mandó al campo a Richard Ortiz en un cambio en el que buscó cuidar al todoterreno charrúa, que jugaba con la acumulación de cuatro tarjetas amarillas.

El segundo tiempo perdió intensidad, muy alejado del ritmo frenético con el que se disputó el primero. Fue solo porque Olimpia determinó así, tal vez con la intención de cuidar las piernas para la última batalla en la que buscará redondear la campaña con un título increíble.

Embed

Dejá tu comentario