Opiniones

Con el protocolo listo y las cartas sobre la mesa

Y se viene "el gran día". El jueves 28 en la reunión del Consejo del Comité Ejecutivo, previa verificación del protocolo de bioseguridad donde hay indicios de aprobación, se echarán las bases para la reapertura del campeonato.

En los últimos días hubo enfrentamientos verbales, sin ser una guerra declarada, entre los grandes Olimpia y Cerro a través de sus respectivos presidentes. El Decano ya quiere la vuelta a las prácticas grupales, mientras su archirrival darle más tiempo al retorno de las movilizaciones, e incluso Juan José Zapag, por el lado azulgrana, dijo:

“No vendemos falsas expectativas”, en alusión directa a la posición de Trovato que se hizo sentir en Twitter: “Ojalá en el fútbol dejemos de lado egos e intereses personales para poder dar de una buena vez un paso hacia adelante”, sosteniendo que su club va a acatar la decisión del Ministerio de Salud pero manteniendo sus principios.

El viernes pasado el Dr. Brunstein se volvió a reunir de manera virtual con los médicos de los clubes de Primera, donde reiteró que se debe cumplir a cabalidad el protocolo señalado y que están en pleno conocimiento en ese marco los facultativos de cada entidad, imperando el cuidado higiénico y la infraestructura requerida en cada institución. A tal sentido que el mismo Luqueño, que cuenta con el estadio inhabilitado, podría ser liberado de la sanción por el propio Consejo Ejecutivo de la APF.

Mientras tanto, Guaraní y San Lorenzo de momento no llenan todas las condiciones teniendo tiempo aún de dar respuesta a las exigencias del Ministerio de Salud y la Secretaría de Deportes. El club santo prepara carpas como vestuarios alternativos.

Tal como se observa el panorama y mientras la curva continúe como hasta ahora, todo parece indicar que a mediados de julio vuelva el fútbol de Primera, y naturalmente sin público.

Se contemplan 200 personas para cada juego, englobando planteles, cuerpos técnicos, médicos, veedores, pasapelotas, gente de la televisión y otros involucrados al espectáculo. Esta cantidad es la que hoy se maneja y en principio hay total acuerdo.

Cumplidas las etapas

Tal como se anunció en principio la fase 0 se desarrolló con la verificación de todos los estadios, pasando por entrenamiento individual (fase 1) y la próxima es la de prácticas grupales (la fase que Olimpia apura) y la 3 con la competición propiamente dicha y ajustada a lo mencionado más arriba.

Las conferencias de prensa, una vez terminados los juegos, se realizarán con los técnicos de los respectivos equipos y dos jugadores por bando, llevándose a cabo de forma virtual. Esto es lo que se tiene en principio, pudiendo haber otras propuestas, todas reglamentadas para el efecto.

Dos por semana

En cuanto al calendario y cumplimiento de los juegos pendientes, la idea es que se jueguen dos fechas por semana, de tal manera a recuperar el tiempo sin fútbol, pudiendo terminar el primer certamen a fines de agosto.

El fútbol volvería con estos cotejos, con la programación de la fecha 9, que había quedado trunca asignando estos encuentros: General Díaz–San Lorenzo, Sol–12 de Octubre, Luqueño–Olimpia, Cerro–Libertad, Guaireña–Guaraní y River–Nacional. Unos días después chocarían: River–Cerro, San Lorenzo–Libertad, Olimpia–Sol, Nacional–Luqueño, Guaraní–General Díaz y 12 de Octubre–Guaireña.

Se hace sumamente necesario que la pretemporada abarque de 20 días a un mes contemplando incluso amistosos antes que vuelva a rodar oficialmente el balón. Si la competencia no tiene obstáculos permitiría desarrollar el Clausura con el mismo formato previsto.

Tremendas consecuencias

La condicionante principal es que vuelva el fútbol de Primera y detrás la disputa de la Intermedia que está en una incertidumbre total con planteles y cuerpos técnicos liberados. Los mismos pidieron a la APF una consideración especial, puesto que la situación es desesperante, generando un golpe económico a quienes forman parte de esta categoría. Son 16 los equipos que tendrían que haber estado ya en disputa y la mayoría de ellos del interior del país. A esto se le agrega que tampoco corren la Copa Paraguay, la B y la C. La pandemia golpeó varias puertas y con tremendas consecuencias.

Nada a la vista

En cuanto a las competencias internacionales no se avizora una perspectiva de vuelta. Ya la Conmebol sostuvo que el formato no cambiará y que se esperará el momento oportuno de su reanudación, esto independientemente a la decisión que tome cada asociación para sus respectivos torneos. De las Eliminatorias ya hicimos hincapié; todo parece conducir a un retraso pronunciado y que no encuentra salida de momento. A las fronteras cerradas y el confinamiento actual en algunos países hablar de las Eliminatorias parecería fuera de lugar.

Fuente: Impreso - Ultima Hora.

Dejá tu comentario