Otros Deportes

Los Lakers, a una victoria de situarse en el lugar donde su historia lo exige

Los Nuggets llegaban al cuarto juego buscando repetir el resultado del último encuentro e igualar así la serie de las Finales de Conferencia Oeste frente a Los Ángeles Lakers.

El base canadiense Jamal Murray con una exhibición de baloncesto maravilló a todos, pero el dúo dinámico James-Davis fue determinante para inclinar la balanza a favor del equipo californiano, que queda a un paso de volver al lugar donde su rica historia lo exige estar. Lakers 114 – Nuggets 108.

UN JUEGO CON SABOR A FINALES

El marcador se abrió mediante una bandeja del pivot serbio Nikola “Joker” Jokic, que fue respondida inmediatamente por la Anthony Davis, encargado de anotar los primeros 10 puntos de los Lakers. Posteriormente, a través de la línea de tiros libres LeBron James se encargaba de romper esa tendencia y sumar para los de purpura y oro. El primer cuarto se desarrollaba como corresponde, con un sabor a finales de temporada y con un ingrediente extra que resaltaba la sazón de la noche: Jamal Murray a un nivel superlativo y un juego cercano a la perfección.

Para el equipo de 16 campeonatos todo iba bien tanto en defensiva como en ofensiva, antes del cierre del primer cuarto AD llevaba 14 puntos con una efectividad del 100% mientras que Howard se hacía grande en ambos sectores de la cancha alimentando sus estadísticas con 8 puntos y 8 rebotes de los cuales 4 fueron ofensivos. Del lado de Denver, Jamal sumaba 12 puntos embocando 6 de sus 7 intentos, era el preludio de una noche estelar.

Transcurría la mitad del 2Q y la ceja Davis seguía en una noche sin equivocaciones y a falta de 2 minutos ocurre la jugada que nadie olvidará, Jamal Murray durante una penetración se enfrenta mano a mano con el Rey LeBron y termina definiendo salvajemente como los dioses, sí, como Michael Jordan, intenta volcar con la mano derecha y con un cambio de dirección flotando en el aire termina con una reversa de ensueño que se convierte en dos puntos y hace levantar a todos los jugadores del banquillo y a todos nosotros del sofá. Simplemente una grandiosa jugada que fácilmente se acomoda dentro de las mejores bandejas de esta Nueva Era.

Embed

A base de esfuerzo colectivo y genialidad personal de Murray los de Denver logran acortar la diferencia a apenas 5 puntos (60 a 55) pero una fuerte baja llega a los Nuggets cuando más lo necesitaban: Paul Millsap cometía su cuarta falta personal iniciando el tercer cuarto. A pesar de todo, los Nuggets no se dejan doblegar y en un ida y vuelta muy animado transcurre el tercer parcial y mediante un lanzamiento de larga distancia Porter Jr. suma 3 puntos y acorta la diferencia a 87 a 84, instalando las dudas en el campamento de los Lakers.

Si alguien dudaba de que los Nuggets lucharían hasta el final, estaban equivocados, esa es su característica principal. En el último periodo retorna Millsap y recupera el tiempo ausente sumando 6 puntos seguidos a favor de los suyos, quienes iban abajo 103 a 99. Los Nuggets sobrevivían con

Paul y el Joker con 5 faltas cada uno mientras que con menos de 3 minutos por jugar la diferencia era de apenas 3 puntos.

EL IMPARABLE JAMAL MURRAY

LebronMurray2.jpg

Murray de noche estelar dejaba las cosas 111 a 106, pero el Rey fue capaz de reivindicar su reinado haciendo que el duelo sea personal en la defensa y logra frenar a Murray, el veterano Rajon Rondo fue determinante en los últimos segundos para finalmente sentenciar la noche y dejar la serie en un hake mate de 3-1.

El Coach Frank Vogel sobre la defensa de LeBron James a Jamal Murray:

“Nada funcionaba en términos de parar a Jamal Murray, hasta que LeBron me pidió que se lo asignara a él la marca y obviamente se lo concedí. Hizo un gran trabajo al final. Nada funcionaba para frenar a Murray hasta que LeBron tomó la responsabilidad. La pelota de este partido va para él." (Lakers regalan el balón al mejor jugador de la Noche )

Los Ángeles Lakers quedan a una sola victoria de volver donde acostumbra estar: haciendo guiños y siendo seducido por la mayor gloria del basketball mundial: ser campeones, todo para igualar en cantidad a los Celtics y sobre todo, dedicar el Campeonato a Kobe.

Dejá tu comentario