Fútbol Internacional

El mundo aguarda la primera final

El diluvio que castigó a Buenos Aires este sábado dejó el superclásico entre Boca Juniors y River Plate por la primera final de la Copa Libertadores postergado para este domingo a las 16.00.

Todo dependerá del estado del campo de juego de la Bombonera, para que por fin se juegue el partido, ya que el pronóstico del tiempo en la capital argentina marca lluvia por lo menos hasta el martes.

No es la primera vez que se posterga o suspende un superclásico, existe un antecedente de cuatro partidos previos que han sido suspendidos por diferentes motivos.

En 1928, River perdía 6-0 y quedó sin cambios con 3 futbolistas menos, por lo que se suspendió. En 1931, River sufrió de 3 expulsiones y como los jugadores se negaron a salir, el árbitro suspendió el partido.

Ya en el 2010, se disputaron 11 minutos y la lluvia postergó para cuatro días después el juego que ganó Boca 2-0. Por último, la suspensión del 2015, por gas pimienta. Todo queda para este domingo.

Dejá tu comentario