Sportivo Luqueño

Sportivo Luqueño paga caro su conformidad y error ante River

Sportivo Luqueño dejó crecer a River Plate y terminó pagando caro su conformidad y un grosero error de Juanito Alfonso con un empate agónico en la República.

Sportivo Luqueño y River Plate cerraron este lunes la fecha 13 del torneo Apertura 2021 con un empate a dos goles. Parecía que el elenco local se quedaba con los puntos, pero se conformó muy temprano y cometió un grosero error para provocar la paridad.

David Villalba y Guillermo Beltrán marcaron para los de la República, mientras que Dionicio Pérez y Pablo Zeballos lo hicieron para los del barrio Mburicaó. Con este resultado, el Auriaziul acumuló 15 unidades, mientras que el Kelito se quedó con 7, en la séptima y decima ubicación, respecticamente.

EL PARTIDO. El primer tiempo fue bastante atractivo en el estadio Feliciano Cáceres, hasta donde llegó el equipo de Celso Ayala en procura de dar el golpe y llevarse puntos importantes a su promedio y aliviar su mal momento deportivo.

No obstante, el local hizo una mejor faena arriba y se fue con ventaja al descanso gracias al gol realizado por el defensor central David Villalba (27 m). Antes, Macos Duré y Guillermo Beltrán, en un par de ocasiones, puso en peligro el arco de Librado Azcona.

El Kelito también preocupó a Juanito Alfonso tras una embestida de Mario Otazú y Marcelo González. Justamente este último anotó en el tramo final de este acto, pero el VAR detectó que hubo mano en la jugada previa y fue anulado por Alipio Colmán (44 m).

En el complemento, el Chito reforzó su ofensiva con ingresos de Diego Godoy y Pablo Zeballos. Ambos provocaron situaciones de peligro desde la larga distancia, pero el arco auriazul se mantuvo indemne.

Fue el gran error de River Plate, no bajar un golpe certero sobre el cuerpo del Chanchón. Sí lo hizo el elenco de Luis Fernando Escobar, que dirigió un mazazo al mentón de su rival con un golazo del Memo Beltrán (58 m).

Con el segundo grito, Sportivo Luqueño apagó la autoestima de su rival por un momento, pero retrocedió mucho su bloque defensivo y pagó muy caro en el tramo decisivo. Dionicio Pérez descontó a siete minutos de final y en ese tanto encontró la vitamina necesaria para buscar la gran patriada.

Lo consiguió gracias a un penal tonto de Juanito Alfonso, que soltó una pelota sencilla y llevó por delante a Marcelo González. El VAR llamó a Giancarlo Juliadoza, que había reemplazado en el entretiempo a Alipio Colmán, para revisar la jugada. El árbitro cobró la falta, que Zeballos convirtió en gol de River y en castigo a Luqueño.

Embed

Dejá tu comentario