23 jun. 2024

España, en el grupo de la muerte de la Eurocopa

España, una de las cabezas de serie de la Eurocopa 2024, quedó integrada en el grupo de la muerte junto a Croacia, tercera del último Mundial de Catar, e Italia, defensora del título; Países Bajos retará a Francia, vigente subcampeona universal; y la anfitriona Alemania tuvo un sorteo amable.

20de5f7723628aac6e19cbaafa9f2ff137450d3fw.jpg

Así quedaron conformados los grupos de la Euro.

Foto: EFE

Al equipo español, que lidera el palmarés con tres títulos continentales junto a Alemania, le tocaron en suerte dos de los ‘cocos’ de las otras copas, así como la Albania del brasileño Silvinho, un viejo conocido del fútbol hispano, que disputará su segunda fase final.

El sorteo tuvo lugar en la Filarmónica del Elba, en Hamburgo, una de las diez sedes del torneo, y contó con la actuación inicial del tenor Jonas Kauffman, seguidor del Bayern Múnich, y el violinista David Garret, compositor del himno de la Liga Europa.

Ejercieron de ‘manos inocentes’ las leyendas del fútbol europeo Gianluigi Buffon, encargado de introducir el trofeo en el escenario, Steve McMnaman, Agelos Charisteas, Brian Llaudrup, Tomas Rosicki, Blaise Matuidi, Ricardo Quaresma, Wesley Sneijder, Sami Khedira y David Silva.

La suerte quiso que, tras la de Alemania, que ya tenía asignado el puesto A1 como anfitriona, la primera bola en salir fuera la de España, clasificada con autoridad después del tropiezo sufrido al inicio de la fase en Glasgow ante Escocia, y que, tras salir el nombre de Albania, le tocaran los rivales sobre el papel más complicados, Croacia e Italia.

El cuadro de Luis de la Fuente superó a ambos en la última fase final de la Liga de Naciones, disputada este año en Países Bajos. Primero ganó a Italia en la semifinal por 2-1 y en la final superó a Croacia en la tanda de penaltis tras acabar el partido con empate a cero.

No obstante, la selección ‘azzurra’ fue el verdugo de la Roja en las dos últimas Eurocopas, en Francia 2016 en los octavos y en la edición multipaís de 2020 en la semifinal. Antes de este enfrentamiento el cuadro croata sucumbió ante el impulso español en la prórroga de los octavos. En total, España e Italia, que disputaron la final de 2012 con triunfo hispano, se enfrentarán por quinta Eurocopa seguida.

A esta cita, Italia llega con la vitola de campeona, pero después de perderse dos mundiales seguidos y tras pasar notables apuros en la fase previa. De hecho, no pudo certificar su clasificación, tras Inglaterra, hasta el final y con gran polémica en el último partido ante Ucrania.

Croacia, liderada por el ‘eterno’ Luka Modric, también tuvo que esperar hasta última hora en un grupo que encabezó Turquía. Necesitó de una postrera victoria ante Armenia con un gol del osasunista Ante Budimir para sellar el pase y volver a estar en una fase final.

Francia, subcampeona mundial en Catar 2022 y para muchos la gran favorita a la corona, se las verá en el grupo D con Países Bajos. Será teóricamente su principal rival. Austria y el ganador de la ruta A de la repesca, cuyos partidos se jugarán en marzo (Polonia-Estonia, Gales-Finlandia), aparecen en un segundo plano.

Galos y neerlandeses se midieron en el grupo B de la fase de clasificación. Terminaron por ese orden. El cuadro de Didier Deschamps goleó por 4-0 en el primer encuentro y en la vuelta venció por 1-2.

La anfitriona Alemania salió bastante bien parada. Tras integrar el ‘grupo de la muerte’ en la pasada edición, en esta oportunidad tendrá como rivales en el grupo A a tres equipos que ansían protagonismo, que están en pleno crecimiento, como Escocia, Hungría y Suiza, pero que pese a ello están a un nivel inferior.

La Portugal del español Roberto Martínez, única selección que ha ganado todos sus partidos, lidera el grupo F, en el que tendrá que medirse a Turquía, que ha tenido una previa pletórica para lo que es habitual en el cuadro otomano, a la República Checa y al ganador de la ruta C (Georgia-Luxemburgo, Grecia-Kazajistán) de la repesca.

El anterior equipo de Martínez, Bélgica, también sonrió con un emparejamiento sobre el papel asequible con Eslovaquia, Rumanía y el ganador de la repesca B (Israel-Islandia, Bosnia-Herzegovina-Ucrania), mientras que Inglaterra tuvo menos fortuna, ya que se encontrará en el grupo C con la Eslovenia de Jan Oblak, la competitiva Dinamarca y la siempre inquietante Serbia.

La Eurocopa comenzará el 14 de junio con el encuentro Alemania-Escocia, que se disputará en el Allianz Arena de Múnich, y terminará el 14 de julio en el Olímpico de Berlín, que vivirá su primer encuentro el día 15 con el España-Croacia.

A parte de los estadios de Múnich y Berlín, el torneo se disputará en otras ocho ciudades, Colonia, Dortmund, Stuttgart, Gelsenkirchen, Hamburgo, Dusseldorf, Fráncfort y Leipzig. EFE

Más contenido de esta sección
Phillipe Diallo, presidente de la Federación Francesa de Fútbol, explicó este martes, horas después de la fractura de nariz sufrida por Kylian Mbappé, que es un “poco prematuro” dar un “calendario” de plazos para su vuelta a la competición, pendiente de ver “cómo evoluciona durante el día”, tras descartarse de momento la intervención quirúrgica y asegurar su continuidad en la Eurocopa 2024.
Kylian Mbappé sufrió fractura de nariz, como consecuencia del golpe en un choque fortuito con un jugador de Austria.
Dentro de todas y cada una de las cualidades impresionantes de Kylian Mbappé y entre todos los recursos que maneja Francia, nadie contaba con la suerte como el aspecto más crucial de todos para doblegar a Austria (1-0).
Bélgica se estrelló en su estreno en esta Eurocopa 2024 contra Eslovaquia (0-1), que compitió a las mil maravillas para dar la sorpresa y colocarse como segunda del Grupo E.
El hecho de que un youtubero logrará burlar todas las medidas de seguridad y acceder al borde del campo disfrazado de mascota de la Eurocopa en el partido inaugural entre Alemania y Escocia ha dado lugar a una lluvia de críticas por parte de la policía y del Ministerio alemán del Interior a la UEFA como organizadora del evento.
El estreno en Alemania 2024 resultó una pesadilla para Andriy Lunin, deslumbrante en la Liga de Campeones, irreconocible en la Eurocopa, con dos errores impropios de su nivel que desataron la vorágine con la que Rumania doblegó a Ucrania de forma concluyente, dirigida y ganadora por Dennis Man y Nicolae Stanciu, y obtuvo su triunfo más amplio de la historia en una gran competición.