Fútbol Paraguayo

Mario Ricardo, el hombre del momento en el fútbol paraguayo

VIDEO. El delantero Mario Ricardo se robó el espectáculo en el partido entre Cristóbal Colón de J. Augusto Saldívar y Cerro Porteño por Copa Paraguay. De niño perdió la visibilidad en el ojo izquierdo, comenzó como arquero en la escuela de fútbol, vendía tomates en el mercado y es cerrista fanático. Conocé su historia.

Mario Enrique Ricardo Centurión, más conocido como Henry, de 28 años, delantero y capitán del Cristóbal Colón de J. Augusto Saldívar, está en boca de todos por su extraordinario gol y su fenomenal partido ante Cerro Porteño este martes en el estadio Erico Galeano por la primera fase de la Copa Paraguay 2018.

Su equipo perdía 1-0 ante el Ciclón, cuando sobre el minuto 20, Mario recibió un pase de cabeza de un compañero, dominó con la derecha, dejó picar, se sacó la marca con un "sombrerito" y antes de que la pelota toque el suelo, sacudió un derechazo infernal que se coló en el ángulo superior derecho del arquero azulgrana Pablo Gavilán, para poner el 1-1 y desatar la admiración de todo el estadio.

Además del gol, Ricardo hizo un excelente partido, tuvo un tiro al palo y otro remate que hizo volar a Gavilán. Pese a que su equipo cayó por 3-1 y quedó eliminado, él se ganó el aplauso de los presentes.

Este miércoles, en contacto con Telefuturo, Mario habló y expresó su felicidad por el gran partido realizado. "Estoy feliz, hice un gran partido, todos los compañeros hicieron un gran esfuerzo", apuntó.

      Embed
Mario hizo un partidazo ante el club de sus amores. Foto: Dardo Ramírez/ÚH

EMPEZÓ COMO ARQUERO. Ricardo, que a los 10 años perdió el ojo izquierdo por una mala praxis, indicó que en la escuela de fútbol empezó como arquero. "Primeramente jugué en el arco, por un tiempo, luego ya fui delantero y desde ahí me mantengo", aseveró.

VENDÍA TOMATES. Henry recordó que en su momento vendía tomates con un primo en el Mercado Municipal de Abasto. "Un tiempo íbamos a Clorinda con un primo a comprar tomates y luego vendíamos en el mercado, lo hacíamos de madrugada, ya que durante el día me tocaba entrenar y hacer otras actividades".

Ricardo contó que en su momento recibió ofertas de equipos de la División Intermedia, pero dejó en claro que su sueño es ascender con su querido Cristóbal Colón.

      Embed

Dejá tu comentario