Guaireña

Guaireña festeja en Itauguá y espera confiado al tetracampeón

Guaireña derrotó este lunes a 12 de Octubre por 2-0 en el marco de la fecha 10 del torneo Apertura y se cargó de confianza para enfrentar a su próximo rival, Olimpia.

Con goles de José Verdún y de Brahian Ayala, Guaireña se impuso con claridad al 12 de Octubre y sigue pisando la parte alta de tabla de posiciones. Con este resultado se mantiene en la cuarta ubicación con 17 unidades en sus alforjas, mientras que el Globo sigue último con 6 puntos.

EL PARTIDO. El elenco visitante fue más incisivo en el primer tiempo y contó con las mejores ocasiones del gol. Antes de que los equipos se asentaran sobre el campo de juego, Santiago Salcedo anotó, pero se anuló posteriormente vía VAR por falta de David Mendoza en una jugada totalmente accidental.

Tras ese episodio poco claro, el cuadro dirigido por Troadio Duarte siguió en su quehacer ordenado y creó otra zozobra con un cabezazo de Rosalino Toledo, que terminó muy cerca del travesaño.

Cerca del segundo cuarto, Guaireña mostró en el marcador la diferencia con la anotación del delantero José Verdún, quien se perdió el juego contra Guaraní por saltarse el protocolo sanitario de la Asociación Paraguaya de Fútbol (28 m).

En el tramo final de este lapso, de vuelta Toledo y Salustiano Candia desaprovecharon para bajar otro palo sobre el Globo, que mostró muy poco en la ofensiva en donde no alimentaron de buena manera a Pablo Zeballos y José Ariel Núñez.

En el complemento, 12 de Octubre entró con mayor brío y se aproximó más hacia la portería defendida por Nacho Don con un tiro libre de José Montiel. No obstante, la estética se deterioró por los balones largos que hicieron que ninguno de los dos tome el control.

La decisión del local de ir por el empate hizo que Guaireña se replegara con sus líneas. Instaló el método de contragolpe y consiguió el segundo tanto con un remate fortísimo de Brahian Ayala, tras recoger un tiro al arco sacado por Jorge Mendoza (72 m).

Esta conquista hirió profundamente la moral del representante de Itauguá, que pese a ponerle muchas ganas nunca dio con la techa para hacer el descuento y meterse en el partido.

Embed

Dejá tu comentario