Fútbol Paraguayo

Cerro Porteño rescata un empate y apunta al clásico

Cerro Porteño rescató un empate en casa ante el 3 de Febrero a una semana del superclásico del fútbol paraguayo. Un expulsado, dos penales malogrados y emociones sobre el final dejó el juego en La Nueva Olla. 

Ángel Orué abrió el marcador en Barrio Obrero, pero Diego Churín, en la última pelota del lance, hizo el empate que le da otro gusto a la semana previa antes del superclásico ante Olimpia.

El PARTIDO. El encuentro arrancó con un ritmo lento, sin mucha dinámica y emociones frente a los arcos. El duelo se planteó incómodo para el Ciclón que no encontró los espacios necesarios para arrimar peligro hasta la portería de Víctor Samudio.

Sobre los 17 minutos, el debutante Fernando Ovelar (14 años) consiguió escaparse de la marca y cuando se disponía a ingresar al área fue derribado. La acción era cuanto menos un tiro libre a favor del Ciclón, pero el juez Cristian Aquino castigó con amarilla una supuesta simulación del juvenil.

Luego Óscar Ruíz tuvo otra importante, cuando ingresó al área, sacó el latigazo fuerte, pero su disparo se pasó muy cerca del poste izquierdo del portero Samudio.

El “3” también se animó a atacar y en la recta final del primer tiempo tuvo con Villagra la posibilidad de abrir el marcador. El delantero quedó mano a mano con Antony Silva, definió, aunque el arquero azulgrana logró achicar a tiempo para impedir el primero.

El cronómetro marcaba 45, cuando el Topo Cáceres tuvo la posibilidad más clara para abrir el marcador. El volante apareció casi en el corazón del área, conectó un pase rastrero, pero le agarró muy bajo a la pelota y el envío terminó por encima del arco.

En el complemento, el Ciclón comenzó a mostrar signos de ansiedad y apuro, lo que facilitó las cosas a un 3 de Febrero que se defendía y esperaba la contra.

Santiago Arzamendia, sobre los 58’, se fue expulsado tras interrumpir con la mano la trayectoria de un balón de Parra que tenía destino de red. Aquino además sancionó la pena máxima, que Hernán Fredes terminó desperdiciando al estrellar su remate en el poste.

Sin embargo, a partir de este momento, la visita se animó y salió a buscar el resultado y encontró premio tras una gran acción personal de Rodi Ferreira, quien tras eludir a sus rivales hizo un pase entrelíneas para Ángel Orué que disparó fuerte para el 0-1 a los 66’.

El Ciclón sufría y el Rojo desperdiciaba. Dentro de este contexto, el Ciclón tuvo un penal a los 80’ para igualar el marcador por una falta en el área sobre Diego Churín. El mismo ariete ejecutó el disparo, pero no pudo festejar porque Víctor Samudio adivinó la dirección del remate que fue hacia el palo derecho.

En la recta final el cuadro azulgrana fue puro empuje y en la última pelota, Jorge Benítez definió al poste y en el rebote llegó Diego Churín que esta vez no falló y puso el 1-1 al marcador.

Dejá tu comentario